Germán Cenizo tiene disco debut

"LA QUIETUD" ES EL NOMBRE DEL TRABAJO QUE EL MUSICO GRABO JUNTO A SU BANDA

El músico pampeano editó su primer trabajo discográfico junto al quinteto con el que viene presentándose desde hace un año en diferentes espacios culturales de Santa Rosa.
En los últimos meses, afortunadamente y pese a la invasión en Internet de las plataformas digitales de reproducción de audio y video gratuitas, varios artistas pampeanos han editado sus trabajos discográficos. Recientemente se sumaron a esa lista Hernán Basso, Vero y Los Jornaleros, y ahora Germán Cenizo. Su primer trabajo se llama “La quietud” y ya se puede conseguir en todas las disquerías de Santa Rosa. Junto al quinteto que lo acompaña hace aproximadamente un año, Germán editó un trabajo discográfico de jazz, producido de forma independiente y “bancado” por su trabajo como docente de música en colegios secundarios de la ciudad.
Los músicos que forman parte del grupo son Pablo Wagner en trompeta, Sergio Bongiovanni en saxo, Juan Cruz Portillo en contrabajo y Jorge Rodríguez en batería. Cenizo se encarga de la guitarra eléctrica y la composición de las canciones, en su totalidad instrumentales.
“El disco lo grabamos en dos etapas. La primera sesión fue el 23 y 24 de diciembre (2015), grabamos 6 temas en ese entonces en el estudio de Federico Camiletti, y toda la parte técnica la trabajó Mauricio Ponce”, contó Germán en entrevista con LA ARENA. Luego, en mayo de este año, los músicos grabaron los cuatro temas restantes del disco. “Grabamos con el grupo prácticamente en vivo, hicimos tres tomas de cada tema aproximadamente y después el disco lo mezclamos en el estudio de Mauri”.
El CD será presentado oficialmente al público el 5 de noviembre en el Auditorio Bustriazo Ortiz del Centro Municipal de Cultura. “Vamos a divertirnos un poco, lo mismo que venimos haciendo en los conciertos anteriores, con el plus de que va a ser la presentación oficial. En esta música lo interesante es que todas las situaciones son nuevas”, aseguró Germán.

Jazz.
“La quietud”, según el solista, es un disco para escuchar tranquilo y con tiempo, ya que es un trabajo de casi una hora de duración y absolutamente instrumental. “Es jazz. En el jazz también lo que prima es la canción. Lo que sucede es que se usa de excusa ese soporte que es la base de la canción para improvisar y para hacer solos. El que lo escuche va a escuchar melodías que se pueden silbar, cantar. El color más jazzero se lo da la formación, que es el contrabajo, la batería pensada de una forma más expandida. Obviamente que el saxofón y la trompeta también son instrumentos típicos del jazz entonces de alguna manera marca la cuestión estilística”, explicó el músico.

Por qué “La quietud”.
El título del disco, como en la mayoría de los casos, tiene una explicación. “La quietud” también es el nombre de una de las canciones del trabajo. “‘La quietud’ es una de las últimas composiciones, es una balada. Concretamente sucedió que esa composición primero surgió, la busqué, y el nombre me salió de una, con todo el resto me he tenido que sentar a pensar. En esa época estaba transitando un momento de tranquilidad, de calma. Tiene que ver con un estado de calma que es necesario que ejercitemos; pero una calma y una tranquilidad que en realidad mueven un montón de cosas. Dentro de eso hay mucho movimiento, eso quise reflejar”, explicó.

Dedicados.
Dentro del disco hay tres canciones que están dedicadas. Una de ellas, “2 de abril”, a los excombatientes de la guerra de Malvinas. “Yo doy clases en secundario, y en ese entonces me acuerdo que hubo una charla de excombatientes que fueron a charlar con los pibes y recuerdo que esos días me penetró un poco la cosa y ese tema nació prácticamente ahí y por eso le puse 2 de abril”, contó. En ese tema, se pueden escuchar algunas grabaciones registradas en la época de Malvinas, que Germán encontró en Internet.
Por otra parte, “Balada para Bill” es un tema que está dedicado a Bill Frissel. “Es un guitarrista que me encanta y ese tema nace después de haber estado mucho tiempo viendo clínicas y escuchándolo a él”. Por último, “Traslación” también está dedicado a otro guitarrista, Jakob Bro. “Me gusta mucho la música que hacen. Me inspiró un poco la música de él para hacer esa canción y seguí algunas pautas que las he estudiado en alguna otra canción de él”.

Compartir