Inicio Culturales “El abrazo que dan ellos es un abrazo diferente”

“El abrazo que dan ellos es un abrazo diferente”

Gustavo Garzón se encuentra en Santa Rosa presentando el documental «Down para arriba», película que dirigió y que ayer fue proyectada en tres oportunidades a escuelas primarias y secundarias, y al público en general. «La invitación surgió a partir de la Secretaría de Cultura de La Pampa, a través de Malva Roldán y Adriana Maggio, que vieron la película y les pareció interesante traerla», contó el artista en entrevista con LA ARENA. «Estoy recorriendo bastante el país con la película, cosa muy sorpresiva para mí porque nunca pensé que iba a ocurrir. Cuando la hice me imaginé que iba a estar una semana en el cine Gaumont como todas las películas argentinas independientes y la vida me dio esta sorpresa», aseguró.
Garzón comentó que «Down para arriba» es una película documental que retrata las clases de un grupo de actores con Síndrome de Down y su profesor Juan Lazo. «Me impresionó mucho la producción de estos actores. Había visto muchos grupos de teatro de personas con discapacidad, pero nunca una producción semejante y un profesor de esta magnitud, que más que un profesor es un ser muy particular que sabe llegarles de una forma muy especial y sacar lo mejor de ellos con las mejores herramientas, y lo hace instintivamente».

En carne propia.
El director contó que cuando estaba terminando la edición de la película él no aparecía, no le parecía interesante. «Pero antes de terminarla me pregunté si yo tenía algo para decir con respecto al tema, al Síndrome de Down en particular y a mi historia con mis hijos, y ese algo para decir lo sinteticé al comienzo y al final de la película y tiene que ver con lo que fueron mis primeras horas con ellos cuando recién nacieron y cómo es mi vida actual con ellos. Creí que era un aporte para aquellos que están en una situación parecida a la mía, que tienen hijos con Síndrome de Down pequeños y que tienen temores y fantasmas», reflexionó. «Como yo tengo una experiencia feliz con mis hijos y en general con las personas con Síndrome de Down, quise mostrar eso para que la sociedad sepa un poco más de qué se trata esta problemática y aprender a acercarse a ellos, porque en realidad el problema, el riesgo que tienen es el aislamiento. Ellos necesitan de los otros, que se les acerquen. Siento en carne propia las dificultades que tienen las personas para llegar a ellos, no porque sean malos o buenos, o discriminadores, sino por ignorancia, porque no saben cómo son, no saben cómo hablarles».
Garzón aseguró que la relación con las personas con Síndrome de Down es muy enriquecedora, «es mucho el cariño que dan, es especial, el abrazo de ellos es un abrazo diferente».
– ¿Sabías que tus hijos tenían Síndrome de Down antes que nacieran?
– No, me enteré apenas nacieron. Me lo dijo el genetista, que es el mismo que me había dicho que no había antecedentes de gemelos con Síndrome de Down en Latinoamérica, se mostró muy sorprendido y me lo dijo mi propio padre que era pediatra y que les detectó unos pliegues en las muñecas que los caracterizan. Yo no tenía ni idea lo que era y todo el equipo de profesionales que nos rodeó en ese momento tenía más desconocimiento que yo. Primero fueron horas de terror apenas recibí la noticia y después me enamoré de ellos y todos los problemas fueron problemas a solucionar, a pelear, a luchar, a ponerle el cuerpo pero el amor vence cualquier tipo de dificultad.
– ¿Cambió la relación con tus hijos luego del fallecimiento de su mamá?
– La mamá (la actriz Alicia Zanca) falleció hace 8 años. Ellos tenían un año cuando me separé de la mamá y siempre estuve mucho con ellos, tenía una especie de tenencia compartida, o sea que no fue tan grande el cambio, sí emocionalmente para ellos la ausencia de la mamá. Pero para mí no cambió tanto la cosa porque yo estaba muy acostumbrado a estar con ellos, ahora nuestra convivencia es muy armónica y hemos encontrado la manera de llevarla bien.

“Volverá la esperanza”
Gustavo Garzón pronosticó ayer que “volverá la esperanza para el pueblo argentino” de cara a las próximas elecciones. “Esto va de mal en peor, no estoy diciendo algo que no se sepa, la factura de luz, agua y gas les llega a todos, a los ricos, a los pobres y a todos les duele, pero ahora siento una gran esperanza, habrá un cambio de gobierno y volverán las oportunidades para el pueblo argentino”, afirmó.
El actor y director, al que actualmente se lo puede ver por televisión en la serie sobre Carlos Monzón, estimó que la cantidad de espectadores para el teatro bajó un 30 por ciento con respecto al año pasado.
“Bajó todo, no estoy diciendo nada nuevo, pero todos somos argentinos, vivimos en el mismo país, no tiene que haber grietas, yo trabajo desde hace muchos años con compañeros de todas la ideas y jamás tuve problemas con ninguno”, señaló finalmente.