Inicio Culturales Historia en primera persona

Historia en primera persona

JORNADAS LONKO VICENTE CUTRANAO PINCEN EN PICO

(General Pico) – Con el objeto de avanzar en la reconstrucción de la comunidad y de trabajar en los saberes propios, se pusieron en marcha ayer a la tarde, las «III Jornadas Lonko Vicente Catrunao Pincén». La actividad que comenzó ayer en el edifico Médano, con el acto de apertura, una rueda de prensa y la presentación de un libro, continuará hoy en el Centro Cultural de Dorila, con charlas, debates, exposiciones y un almuerzo entre los miembros de la comunidad.
La actividad es organizada por Daniel Pincén, del Lof Vicente Catrunao Pincén, y por el Instituto de Estudios Socio Históricos de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa (Unlpam).
El Lonko Eduardo Pincén, destacó el vínculo que estableció desde el año anterior el Lof con la Unlpam, en pos de fortalecer la reconstrucción de la comunidad.
«El objetivo que tenemos como Lof, es fortalecer el vínculo que tenemos con la Universidad y trabajar en los saberes propios de la comunidad. Estamos hace casi 20 años participando en dos ceremonias (en el norte de Neuquén) del Nguillatún, en las que nos van enseñando el sentido espiritual de esta ceremonia y el proyecto nuestro es traerlo a los pampeanos», indicó el Lonko.
Además agregó: «No hay nada mejor que escuchar la historia en primera persona, eso es importante. Además ver a una persona que te la cruzas por la calle, y no tenes idea que es indígena y que se reconoce como tal y que no era como muchas veces lo planteaban los libros».
Las primeras dos jornadas se llevaron a cabo en los años 2016 y 2017, y fueron declaradas de interés institucional por el Consejo Superior de la Universidad. Ayer a la tarde se pusieron en marcha las terceras jornadas, y una de las primeras actividades, fue la presentación del libro «Malón y Política, Lonkos y Weichafes en la frontera Sur», de Guido Cordero. La obra aborda la cuestión de los malones como herramienta de la política indígena e indaga en todo el proceso anterior a la decisión de organizar un malón. Además se centra en la dinámica del mundo indígena, en el período 1860 a 1875, anterior a la Conquista del Desierto.

Recuperar la energía.
Previo al acto de apertura, Clarisa Salinardi, quien es miembro del Consejo de la comunidad Pincén, destacó que uno de los principales objetivos es reinstalar el Nguillatún, donde se perdió hace más de un siglo y representa la energía para vivir en equilibrio.
«La comunidad decidió cuando nos conformamos como tal, la recuperación de la misma desde lo espiritual, en ese sentido es que desde hace casi 20 años vamos a aprender en Neuquén. Nuestro objetivo es reinstalar la ceremonia en la región pampeana que se perdió hace más de cien años para devolver al Lof, donde nosotros habitamos, la energía que fue arrebatada hace tantos años. La ceremonia no se aprende desde un libro ni un relato, sino desde la práctica, lo que requiere de un trabajo intenso, porque estamos muy dispersos y reunirnos no es nada fácil. Implica devolver la energía al Lof. Cada espacio material e inmaterial tiene su propia energía y la región pampeana la ha perdido desde que dejaron de hacerse las ceremonias. Es nuestra responsabilidad volver a recuperar esa energía para sostener el equilibrio y mantenernos en eje entre todos los hermanos», señaló.
Por último, se refirió al vínculo con la Unlpam y a las visitas escolares, que son parte del trabajo de recuperación de la comunidad.
«Con la Universidad se estableció un convenio, una relación, y se suman estas actividades donde la construcción desde la comunidad es inédita poder ampliar, difundir y establecernos desde un lugar más colectivo. Lo de las escuelas es importante porque es parte del trabajo de la recuperación. Hay siempre una información que se ha dado distorsionada sobre quienes somos, y creemos que los protagonistas de esta historia, contemos las cosas desde un lugar diferente», agregó.
Hoy a la mañana la actividad se llevará a cabo a partir de las 9 en el Centro Cultural Dorila, donde habrá charlas y exposiciones a cargo del Lonko Eduardo Pincén, Clarisa Salinardi, Daniel Pincén, María Emilia Orden y Norberto Mollo, Martha Drovetto, José Carlos Depetris, Norberto Mollo y Guido Cordero.