Inicio Culturales Homenaje a Olga Orozco se podrá ver por streaming

Homenaje a Olga Orozco se podrá ver por streaming

(Toay) – Hoy, a partir de las 10, se realizará un homenaje a la poeta en la Casa Museo Olga Orozco de Toay, que se podrá ver por streaming. Si bien las actividades impulsadas por la Secretaría de Cultura, la Municipalidad de Toay y la Casa Museo fueron suspendidas a raíz de las medidas preventivas impulsadas desde los distintos órdenes de gobierno por el coronavirus, la fecha no deja de representar un momento único y particular para los amantes de sus poemas.
La actividad de hoy implica una convocatoria y maratón de lecturas durante todo el día con un Instagram live impulsado por el propio museo y el Museo Malba para compartir versos, textos, fotografías y videos de hasta 30 segundos usando el hashtag #OlgaOrozco100años.
En el centenario de su nacimiento, se busca a través de plegarias, conjuros y mágicos sortilegios invocar a la hechicera o médium de la poesía argentina, según la definió hace unos días Página 12.
Olga Nilda Gugliotta -el nombre y apellido completo de la hechicera- era la hija menor del siciliano Carmelo Gugliotta y la argentina Cecilia Orozco. Nació el 17 de marzo de 1920 en Toay (La Pampa), con el sol en Piscis y ascendente en Acuario; una mujer de mirada tan intensa y magnética que parecía de otro mundo.
La familia se mudó en 1928 a Bahía Blanca; siete años después, en 1935, se estableció en Buenos Aires. Lectora voraz que empezó a escribir y a tirar el Tarot cuando era una adolescente, Orozco fue maestra y estudió la carrera de Letras, aunque no la terminó.

Obra.
Desde sus primeros pasos como poeta, se vinculó con Oliverio Girondo y Norah Lange, y fue la única mujer que participó en el grupo de poetas que se aglutinaron en torno a la revista Canto, que reunía a la llamada «generación del 40». En 1955 conoció a Alejandra Pizarnik, de la que fue una suerte de «madrina literaria» y amiga. No se puede soslayar la tendencia surrealista en su poesía, que resonaba, con diversidad de registros, también en otros poetas como Girondo, César Fernández Moreno, Enrique Molina, Alberto Girri y Joaquín Giannuzzi.
La conexión con el mundo de la magia y la videncia, esa especie de don de la adivinación, se derrama intensamente en sus poemas.