Inicio Culturales Importante premio para Lihué Pumilla

Importante premio para Lihué Pumilla

El escultor pampeano Lihué Pumilla ganó el primer premio del 63º Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano. Su obra «Desierto» estará expuesta en el Museo Sívori de Capital Federal hasta el 2 de marzo.
En declaraciones a LA ARENA, el artista expresó su alegría por el reconocimiento: «Tengo una contentura tremenda porque lo buscaba desde 1998».
«Desierto» es el nombre de la última de una serie de esculturas que el artista local presentó este año para participar del certamen. Esa obra resultó ganadora entre una selección de 40 esculturas tras una votación unánime por parte de los jurados.
«Todos los años, desde 1998, mando obras para participar en el Manuel Belgrano y también en Nacional de Artes Visuales. Es un esfuerzo tremendo porque es muy costoso mandar las obras a Buenos Aires», contó Pumilla. En este sentido reconoció al empresario Jorge Ortiz Echagüe porque «en un momento no tenía un mango para mandarlas y el me habilitó la onda para llevarlas a Buenos Aires. Es alguien que desde el ámbito privado apoya el arte cuando ninguna gestión cultural lo hizo conmigo».
Dijo además que el premio «es un incentivo que me relaja la cabeza porque tiene que ver con una búsqueda de muchos años y para poder relajarme un poco económicamente, porque siempre vivo al límite».

Desierto.
Según contó Pumilla, la escultura forma parte de una serie que empezó a hacer hace alrededor de cinco años. Esa serie está compuesta por siete obras de dos metros de tamaño en madera de Caldén.
«Desierto es una escultura muy geométrica, con líneas mínimas», definió el autor al tiempo que agregó detalles del proceso de creación: «La dejé curtir durante un año en el patio, expuesta al sol y a los excrementos de paloma».
El Salón de Artes Plásticas Manuel Belgrano es un certamen que premia desde 1946 a artistas de distintas disciplinas con el objetivo de «fomentar la trayectoria, la continuidad y la práctica en el arte», según detalla en su página web.
Está a cargo del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y posee una vasta colección que «ilustra la trayectoria del arte nacional en las disciplinas Pintura, Escultura, Dibujo grabado y Monocopia».