“La poesía salva vidas”

CICLO EXTRAMUROS EN CASA DE LA PAMPA

El colectivo “La Juglaría” copó la Casa de La Pampa a través de una intervención artística que llenó de poesía, teatro y música la delegación pampeana en Buenos Aires. La presentación se llevó a cabo el jueves por la noche en el marco del ciclo literario Extramuros, organizado conjuntamente con la Asociación Pampeana de Escritores (APE).
El evento estuvo encabezado por el subdirector de la Casa de La Pampa, Pablo Rubio; y el responsable del Area de Cultura, Cristian Accattoli.
Con la poesía como herramienta de lucha y de protesta, Diana Sales, Norma Giménez, Rocío Muiño Sales, Federica Muiño Sales y Fernando Muiño Sales presentaron en Buenos Aires “La poesía salva vidas”, una intervención artística que propone un recorrido imaginario por las calles de Santa Rosa y el cauce seco del río Atuel, atravesado por el movimiento, la música y la palabra.
“Para nosotros la poesía es una forma de decir lo que pensamos pero de otra manera. Tratamos que las poesías sean de calidad y cuando salimos a la calle, que es una forma de luchar, de resistir y de avanzar, nos parece que hay otras formas de protesta más allá de ir a gritar o insultar, y la poesía no es de un grupo selecto, la poesía es de todes. Todos podemos escribir y eso se demuestra en La Juglaría”, explicó Diana Sales.

Interpelar a la sociedad.
El colectivo La Juglaría nació hace ocho años de un taller de la APE dictado por Silvio Tejada y la propia Sales. Se trata de un grupo heterogéneo y variopinto que incluye participantes que van desde los 14 a los 50 años. “Fundamentalmente es un grupo de poesía que se junta a escribir”, dice su directora. “Hacemos nuestras propias creaciones poéticas y después las llevamos a la calle, donde hacemos puestas en escena”, añadió.
Para Norma Giménez, La Juglaría es el ámbito perfecto para conjugar su inquietud literaria con su activismo social. “Empecé el taller para escribir poesía y encontré que era una forma de volcar todas mis emociones, canalizar todo lo emocional que muchas veces dejaba de lado al escribir un texto político o social. Esto me permite conjugar el reclamo político con la emoción. El arte es para interpelar, su gran objetivo es interpelar a la sociedad. Y la poesía te permite decir cosas en un lenguaje diferente, en el lenguaje de las emociones”, señaló.
Las intervenciones callejeras de La Juglaría combinan la literatura, el teatro, la música y la danza. Sus temáticas abordan problemáticas ligadas a la defensa de los Derechos Humanos, como los desaparecidos de la dictadura militar, el reclamo por Santiago Maldonado y la lucha por recuperar el agua en el río Atuel.