Inicio Culturales Lisette, con nuevo proyecto

Lisette, con nuevo proyecto

JOVEN REGRESA JUNTO A CONTRAMANO TRIO

Contramano Trío & Lisette es un cuarteto de tango conformado por la unión de dos propuestas artísticas nacidas en la ciudad de La Falda, ambas con destacada trayectoria e innumerables giras nacionales e internacionales en los más prestigiosos escenarios de Argentina, Uruguay y Chile. Se presentarán el domingo 13 de octubre, a las 20.30 horas en el Teatro Español.
Contramano Trío es un grupo instrumental integrado por Mauricio Martínez en guitarra y arreglos, Rodrigo Della Vedova en piano y Jeremías Cassi en bajo. Son músicos estables del Festival Nacional de Tango de La Falda desde el 2014, escenario donde acompañaron a importantes cantantes del género, siendo el primer grupo local en ocupar este lugar.
Por su parte, Lisette Grosso Schmid es una joven artista que desde el 2011 se dedica profesionalmente al tango. Luego de incursionar en diversos instrumentos, se encuentra hoy consolidada como bandoneonista y cantante.
Presentarán este espectáculo conjunto en el que vienen trabajando desde hace algunos meses con arreglos y composiciones propias.
Esta será la tercera visita de Lisette a Santa Rosa, aunque en esta oportunidad no será con su propuesta solista. Actualmente la artista tiene 19 años, y luego de algunos traspiés y una búsqueda personal y profesional profunda, se presentará junto a tres reconocidos músicos. «Por el momento me despedí del formato solista, ahora soy una integrante más de este cuarteto», aseguró la música en entrevista con LA ARENA. «Nos unimos para hacer un espectáculo completamente nuevo, de hecho no es el mismo repertorio que yo estaba haciendo, sí conservo lo de tocar el bandoneón. En realidad la idea era hacer una propuesta más que nada instrumental», detalló.

El repertorio.
Lisette confió que no se considera cantante, pero que sí se identifica con el bandoneón.
En esta oportunidad, los músicos tocarán tangos clásicos y algunas composiciones nuevas como un tango de Osvaldo Piro. «El solamente lo presentó en vivo en el festival de La Falda, pero no lo grabó y ahora nosotros lo llevamos al estudio por primera vez», contó. También interpretarán milongas, valses y composiciones propias, entre las que habrá una creación de la joven. «Ya había hecho la primera composición a los 14 años, un tango que se llama ‘Eterno tango’, que escribí la letra y después le fui poniendo música, y después hice otras composiciones pero las pensaba más con letra. Esta composición nueva se llama ‘Catarsis’ y es el primer tango instrumental que me animé a componer, así que es una renovación para mí porque hice un cambio a distintos niveles», confesó. «Trata de querer darle más importancia al instrumento (bandoneón), que es por lo que yo me estoy decidiendo, es como moldear un poco más lo que yo quiero hacer; este proyecto representa una etapa nueva de mi vida».

Cambio de rumbo.
Lisette comenzó su carrera a los 11 años, siendo tan solo una niña. Hoy, con 19, ya terminó el secundario y comenzó la carrera de periodismo, aunque hace poco decidió darle un descanso a los libros. «El tema fue que la decisión de arrancar una carrera universitaria me agarró en un momento que yo quería dejar la música, estaba en un período en que no me sentía cómoda con lo que estaba haciendo, con eso que alguna vez disfruté. Todo eso en un momento dejó de gustarme, no quise sentir más esa presión de presentarme sola, no poder compartir el escenario con músicos, más allá de que se daba la oportunidad a veces como en Santa Rosa que compartí con el dúo Somos Tango, pero la propuesta era como solista», recordó.
A los músicos de Contramano Trío los conocía del ambiente y de compartir escenarios en su ciudad natal, aunque nunca habían tocado juntos. «En una actuación que ellos hicieron este verano en La Falda algo cambió. Cuando vi la energía que ellos tenían y que le transmitían a la gente dije ‘yo quiero eso’, se notaba que lo estaban pasando bien. Después se dio una amistad con ellos y la oportunidad de trabajar juntos».
Luego de la crisis, llegó la calma y ahora Lisette se encuentra nuevamente en el camino de la música. «Ahora ya me siento con una dirección, con un horizonte y un objetivo. Si bien yo siempre supe que me gustaba la música, el problema era el formato de lo que yo estaba haciendo, la gente de la que yo me estaba rodeando. Tenía que hacer mi propio camino, porque yo empecé muy chica, pero ahora estoy en otra etapa muy diferente de mi vida», aseguró. «Ahora estoy centrándome en el instrumento y buscando cosas nuevas para poder formarme cada vez más».