Llega compañía titiritera

CORIOLIS VIENE DESDE URUGUAY

La compañía titiritera Coriolis llegará esta semana desde la ciudad de Montevideo, Uruguay, para presentar funciones de la obra “Tropo” y talleres para todo público.
Los artistas visitarán Santa Rosa con una propuesta original, moderna y arriesgada donde dos titiriteros cuentan una historia de aventura que llevará a los espectadores por el humor, la emoción, el miedo y la reflexión mediante técnicas mixtas que van desde el tradicional títere de guante, hasta las sombras y manipulación a la vista.
Compañía de Titiriteros Coriolis se crea en 2012, aunque sus integrantes trabajan juntos desde 2004 en La Ovidio Titers Band. En 2014 nació “Tropo”, su segunda producción, con texto original, montaje de teatro de títeres de técnicas mixtas (guante, mesa, sombras, luz negra) sumado a una experimentación en proyección mapping e iluminación inalámbrica de los títeres.
Durante hoy y mañana, los artistas ofrecerán funciones especiales a escuelas y jardines; mientras que el sábado a las 17 en la sala ATTP -Bolivia y José Luro-, brindarán una función a todo el público mayor de 5 años.
Además, el sábado y domingo de 9 a 13 dictarán un taller-laboratorio llamado “Todo sobre mesa”, para jóvenes a partir de 17 años y adultos, para el cual no es necesario contar con experiencia teatral o en títeres. El taller propone centrarse en la “animación”, esto es el proceso que permite que cualquier “cosa” pueda llegar a ser un títere. Para más información sobre el taller, los interesados pueden comunicarse al 02954-15448550.

Tropo.
“Tropo… una tormenta, dos amigos y una gran aventura”, cuenta la historia de Julián y Ramiro, quienes toman el camino equivocado y se pierden. Mientras, una gran tormenta azota a los habitantes de su pueblo llevándose consigo alguna parte importante de cada uno. Al volver se encuentran con un pueblo cambiado, donde todos han perdido una parte y están desesperados por volver a ser los que eran. Estos dos amigos se sienten culpables ya que al perderse no llegaron a tiempo para ayudar a sus amigos y son los únicos que cuentan con todas sus partes. Por ello, en un acto quijotesco Ramiro decide ir en busca de la tormenta, enfrentarla y hacer que les devuelva todo lo que se llevó; mientras Julián se queda en el pueblo haciendo inventos que solucionan algunos de los problemas de los habitantes a los que les faltan partes.

Compartir