Inicio Culturales "Nunca abandoné la trinchera"

«Nunca abandoné la trinchera»

UNA RECORDADA CHARLA EN RADIO NOTICIAS CON CESAR ISELLA

El cantautor César Isella compartió a principios de mayo de 2009 una animada y recordada charla junto al conductor Guito Gaich, durante el programa «La mañana del domingo», que se emitía por aquellos años en Radio Noticias. Allí, Isella contó anécdotas de su vida junto a otros grandes artistas y de sus experiencias por el mundo.
La noche anterior había actuado en General Pico, y luego también se subió al escenario del Teatro Español junto al grupo vocal «Calandria», responsables de esa llegada del reconocido artista argentino a la provincia.
Durante la audición, Isella habló de sus recuerdos como integrante de Los Fronterizos y también historias compartidas junto a colegas como Los Chalchaleros, Vitillo Avalos, Eduardo Falú, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, «Cuchi» Leguizamón y el poeta Armando Tejada Gómez, junto a quien compuso una canción que se transformó en un himno como es «Canción con todos».
«Yo nunca abandoné la trinchera», confesó en el comienzo de la entrevista. Y consideró que «Canción con todos es la síntesis de mi vida. Está inspirada por el ‘Cordobazo’, yo viví los primeros festivales y encuentros que tenían que ver con la cultura y la política. Asistí al «Cordobazo» y era secretario cultural «ad honorem» de Agustín Tosco. Unos días después viajé con un grupo de artistas argentinos a República Dominicana y de ahí empezó a nacer esta idea.
-¿Tejada Gómez hizo el poema y te lo dio a vos, vos hiciste la música? ¿Cómo fue?
-Yo me fui a República Dominicana muy preocupado por que mataban gente en nuestro país. Y empecé a conocer la «panza» de América Latina, la gente con necesidades, los marginales, los dictadores de la democracia como Balaguer, en Dominicana, que murió a los 90 años ciego, tonto y dictador, pero elegido por la gente, algo muy surrealista. Ahí empezó a nacer una melodía que nos hermanara a todos. Cuando llegué a Buenos Aires lo contacté a Tejada Gómez y le encantó la melodía. Y cuando Armando se fue de casa ese día, dice que le salió en el camino «salgo a caminar por la cintura cósmica del sur». Y le gustó la frase. Había un boliche abierto donde pidió un vaso de vino y papelitos al mozo, y terminó la canción. Al otro día a la mañana vino, me tocó el portero, y me dijo «poeta a domicilio»; lo atendí dormido y me tiró el papelito con la letra completa y me dijo «acá tenés el poema, boludo» (risas). Agarré mi grabadorcito y completé la canción. La cantamos toda la mañana.
-¿Dónde la estrenaron?
-Yo había conocido al Quinteto Tiempo. Los llamé, la ensayamos e inmediatamente la grabamos. Hay versiones infinitas, pero quien hizo la definitiva fue Mercedes Sosa. Ha sido un himno de lucha, que prendió enseguida en toda Latinoamérica. Hoy podés ir a cualquier escuela que la van a cantar todos los niñitos con uno.
-¿Y qué se siente ser el creador de esa canción?
-Yo ya la tengo incorporada. Le debe ocurrir lo mismo a León Gieco cuando canta «Sólo le pido a Dios». Cuando tuve que vivir en España, viajé muchísimo por los países del mar del Norte. Y tengo anécdotas de gente que venía de Groenlandia a Copenhague porque sabían que iba actuar y para que les cuente no sólo de «Canción con todos», sino también de «Fuego en Animaná».