sábado, 21 septiembre 2019
Inicio Culturales Presentan el libro "Operación Vallese"

Presentan el libro «Operación Vallese»

ACTO EN LA SALA DEL PENSAMIENTO DE LA LEGISLATURA PROVINCIAL

El libro «Operación Vallese. Barraza, el hombre detrás de la historia» que se presentó ayer en la Legislatura provincial es en realidad dos libros en uno. Por un lado, la historia del militante metalúrgico asesinado en 1962 y por el otro, la biografía del periodista que investigó el contexto en que ocurrió esa desaparición, que siguió la misma suerte que Vallese: fue secuestrado y asesinado junto con su pareja por la Triple A.
Con la presencia de Pablo Waisberg, su autor, el libro «Operación Vallese. Barraza, el hombre detrás de la historia» se presentó ante un nutrido público en la Sala del Pensamiento de la Legislatura pampeana. La actividad cultural fue acompañada por el coro estable de la Cámara de Diputados, «Coral Pampa», dirigido por el maestro Orestes Mastroiacovo.
«El libro por un lado es una biografía de Pedro Barraza, el periodista que investiga la desaparición de Felipe Vallese, que era el delegado de una empresa metalúrgica que desapareció en el 62 a manos de una banda de la policía bonaerense (…) y por el otro recupera la investigación original, las nueve notas» que publicó en un diario de extracción peronista de pequeña circulación.
«Lo que hice fue recuperar esas nueve notas y publicarlas como parte del libro, como una especie de apéndice; de alguna manera hay dos libros en uno: la investigación original, que solamente se puede encontrar en una hemeroteca especializada, y por el otro lado la biografía de él», detalló Waisberg en una entrevista que ayer por la mañana mantuvo con El Aire de la Mañana, en Radio Noticias.
«También incluí una nota que publicó en La Opinión, porque también trabajó en La Opinión y en Clarín, no solo en pequeños diarios políticos. Esa nota -la publicada en el diario La Opinión- es la primera nota que vincula a (José) López Rega con su afición por la astrología». La nota de Barraza hace una reseña del libro de astrología que había escribo López Rega y lo bautiza como «el astrólogo», un apodo que lo dejó a las puertas de «El brujo», como se lo conocería más tarde.
-¿Puedo pensar que es uno de los motivos de la persecución?
-Sí, claro. En realidad hay varios motivos que confluyen. Junto con su pareja, Carlos Laham -era homosexual en ese momento y lo manifestaba abiertamente-, aparecen muertos juntos a manos de la Triple A. Lo que ocurre es que pocos meses antes de que ellos aparezcan muertos, el comisario Fiorillo, que era el que lideraba el grupo de la policía bonaerense que secuestró a Vallese, es liberado y pasa a integrar la Triple A. Entonces, aunque no hay certeza pero es casi seguro, al parecer le cobraron esa vieja factura.
-¿Vallese además de sindicalista tenía otra participación pública?
-Era un joven sindicalista, tenía 22 o 23 años, y participaba de los grupos de la resistencia peronista en ese momento. Algunos relatos lo ubican en algunas acciones propias de la resistencia, como hacer sabotajes y demás. Era un momento en que había una dictadura en el país.
-Pero Barraza desaparece en un gobierno democrático, de su mismo signo político…
-Ahí ya estaba todo muy complicado y había una disputa muy fuerte por el tipo de modelo económico que había. Una parte importante de las Fuerzas Armadas ya estaban actuando, preparando el escenario del golpe de Estado (de marzo de 1976), un golpe que lo que hace es modificar la estructura económica del país para siempre.
-¿Te parece que para siempre?
– Yo creo que sí, porque las estructuras económicas que el golpe provocó no se pudieron desandar en estos años de democracia. Por ejemplo, al mes de que se produce el golpe, se modifica la ley de Contrato de Trabajo, que había sido votada en democracia después de un debate muy largo que incluyó a los sindicatos y a los colegios de abogados de las provincias. Lo primero que hace la dictadura cuando asume, antes de cumplir un mes, es modificar esa ley: le recorta 25 artículos y le modifica un centenar, creo que 95. Esa es la ley que tenemos hasta hoy. Lo mismo pasó con la Ley de Inversiones Extranjeras, que fue derogada, lo mismo con la Ley de Entidades Financieras que cambió el sistema bancario en Argentina. Hubo modificaciones estructurales de fondo, que no cambiaron más.