Inicio Culturales Presentaron muestra de instrumentos

Presentaron muestra de instrumentos

"EXPO LUTHER-ARTE" EN SANTA ROSA

Tuvo lugar durante la tarde de ayer una muestra de instrumentos musicales fabricados por luthiers locales denominada «Expo Luther-Arte». La actividad sirvió para visibilizar este antiguo y apasionante oficio, intercambiar experiencias entre los fabricantes y músicos, y lograr un conocimiento para quienes desean contar con un instrumento construido a su gusto, o necesitan de una reparación del que ya cuentan.
La iniciativa surgió de Pablo «Chino» Ponce y tuvo rápida aceptación entre la mayoría de los fabricantes locales de instrumentos. Se sumaron artesanos como Pablo «Chino» Ponce, «Javillo», Oscar Carrasco, Franco Ramos y Matías Frívolo, entre otros. La actividad se realizó en el Sindicado de Prensa y tuvo un componente solidario: la entrada fue un alimento no perecedero con destino a la biblioteca Teresa Pérez, del Barrio Escondido.
«Un luthier es un reparador y constructor de instrumentos musicales en general, sean de cuerda, de percusión, o varios más», contó «Chino» durante una visita que junto a Javillo realizaron por la mañana al estudio de Radio Noticias. Muchos de ellos, acotó, llegan a la luthería desde la carpintería. «Empezamos el oficio de carpintería y al ser músico es como que incorporás todo», resumió el muchacho, que es uno de los que ha recorrido este trayecto. «Empecé en la carpintería y después me fui a trabajar al taller de un luthier en Córdoba», contó.
Aunque un instrumento musical se puede construir con cualquier material, la madera es uno de los más nobles. «Hay luthiers que fabrican instrumentos con caños de PVC», comentó Ponce para dar una idea del abanico de posibilidades. «Una caja cuadrada, o cilíndrica, con un agujero al medio, ya puede largar un sonido, si es que no escapa el aire», acotó Javillo.
La actividad de ayer comenzó con una charla del luthier Oscar Carrasco centrada en los cuidados que se deben tener con aquellos instrumentos de cuerdas frotadas, tal el caso de violines, violas y contrabajos.
Un músico que, desde la electrónica, fabrica pedales para guitarras eléctricas, también se sumó a la propuesta. El desarrollo de la actividad tuvo un trámite agradable y descontracturado, tal como lo habían planeado y anticipado los organizadores.
Los instrumentos no estaban a la venta pero cada uno de los concurrentes pudo probar aquel que le interesara. Fue así que a lo largo de la tarde se sucedieron una tras otras las improvisaciones y zapadas.

Solitarios.
«Esta tarde vamos a ser poquitos», comentó por la mañana Chino Ponce, revelando que el número de luthiers en la ciudad es más grande que el reflejado en el Sipren. Esto es porque algunos no están en la ciudad, y porque otros quizá están en una etapa de poca actividad social.
«Los luthiers somos muy solitarios, nos concentramos en nuestro mundo y nos metemos ahí», reveló Javillo.
La mayoría de ellos comenzaron por un hobby y curiosidad, pero hoy en día es un ingreso económico que les permite sustentarse, sea la fabricación de un instrumento desde cero, la reparación o el mantenimiento.
Otro de los objetivos de la muestra fue visibilizar la actividad y los productores locales, y así interesar a personas y músicos que desconocían de su presencia.