Inicio Culturales Pronsky presentó su libro

Pronsky presentó su libro

"ROTA SE CAMINA IGUAL"

La psicóloga y escritora Lorena Pronsky presentó ayer en el hotel Mercure una charla sobre su libro «Rota se camina igual», editado en el año 2018. Durante una conferencia de prensa, donde la acompañaron la locutora Natalia Aristoy y Laura Cabrera en representación de librería Marinelli, la invitada habló sobre el libro y qué la llevó a escribirlo.
La charla generó un ida y vuelta con el público. «Allí cuento un poco cómo fue el proceso de ‘Rota se camina igual’, por qué temas está atravesado el libro que tiene que ver un poco con las pérdidas, con los duelos, la angustia y dolor, estas cosas que nos rompen un poco. Buscar hacia adentro cuáles son las formas, los mecanismos de resiliencia que nos permiten hacerle frente y salir adelante», contó.
La psicóloga explicó cuál fue su propio proceso y luego respondió preguntas del público y escuchó comentarios.
Pronsky es licenciada en psicóloga, recibida en la Universidad Católica de La Plata, empezó asistiendo a familiares de niños con cáncer, trabajando y dando los primeros pasos en un centro oncológico de La Plata y después se abocó a temas ligados a drogas, adicciones y dependencia. «Ingresé primero en la Sedronar y después entré a granjas y comunidades terapéuticas y después salí de eso para poder asistir a las familias o a los chicos que estaban en la fase de reinserción social. Al día de la fecha estoy a cargo del área de Salud Mental de todos los trabajadores de Estado del partido de Ensenada y también hago consultorio privado. Ese es un pie que no se puede perder porque es lo más rico, escuchar el día a día de la problemática», explicó.

Viaje interior.
La autora de «Rota se camina igual» comentó que aunque el libro se haya cerrado, ella lo sigue trabajando. «Fue un proceso de duelo interior, fue un duelo del propio dolor. En un momento histórico de mi vida donde me planté en esto de volverme a replantear la vida entera, estas crisis que te llevan a decir ‘¿quiero estar acá?, donde estoy, como estoy, con quien estoy’, y eso me llevó a un espacio de intimidad conmigo misma en un viaje hacia adentro, profundo, hondo y también doloroso donde me habilité a ser impune a lo que me iba pasando, lo que iba sintiendo», recordó. «Sabía que me iba a doler, pero sabía que después iba a poder volver a elegir. No me pasó nada distinto a nadie, a todos nos pasan cosas y creo que la forma de vivenciarlo es lo que marca un poco la diferencia».
Cerca de finalizar la escritura del libro, Lorena sufrió la pérdida de su padre. «Es el ser con el que más tenía unión, un Edipo que nunca resolví y nunca tuve intenciones de resolver. En el libro hablo de un montón de duelos a los cuales nunca asistí y de repente me encontré con mi propio duelo, así que digo que el libro fue un preludio que me estaba preparando para poder atravesar hasta el día de hoy el duelo de mi padre, y de los que vengan», analizó.
«Es un viaje al interior con el impacto que esto conlleva, porque a veces uno se encuentra con cosas que hubiera preferido no ver pero cuando uno despierta y se da cuenta, no ser fiel a eso que está sintiendo, es como una propia traición», señaló finalmente.