Publicarán otro libro de Juan Carlos Bustriazo Ortiz

La inmensa obra del poeta santarroseño Juan Carlos Bustriazo Ortiz, de la cual sólo se editó una pequeña parte, es reconocida en todo el país por su característica manera de escribir.
Ayer, la Secretaría de Cultura de La Pampa, confirmó la edición del tercer tomo de la obra Canto Quetral -en el 2016 salió el segundo-, luego de acordar con la única heredera de la obra, Lidia Hernández, la cesión de derechos para la publicación de 1.000 ejemplares.
De la reunión participaron la secretaria de Cultura, Adriana Lis Maggio y la directora general de Coordinación Cultural, Dini Calderón, quienes adelantaron las intenciones para 2019 de seguir editando siete tomos más de Canto Quetral.
Lidia Hernández remarcó respecto de la obra que falta editar, que son unos 80 libros que implican aproximadamente unos 20 tomos, y la propuesta editorial es llegar a fines de 2019 con 10 tomos editados.
Maggio recordó que la obra literaria del poeta Juan Carlos Bustriazo Ortiz fue declarada Patrimonio Cultural de La Pampa e inscripta en el Registro Provincial de Patrimonio Cultural, Ley 2083, por disposición 27/09 de la Subsecretaría de Cultura.

Los orígenes.
Bustriazo, quien luego se agregó el apellido de su madre -Ortiz- y así firmaba sus poemas, nació en Santa Rosa el 3 de diciembre de 1929 y falleció el 1 de junio del 2010. Dos días más tarde, el diario Página 12 publicó una nota hablando de su obra, su particular forma de escribir y recordando algunas de sus declaraciones. “Me contó mamita que me quiso dar la teta y, claro, como yo era sietemesino, no tenía leche ella en las tetas, pobrecita. Había una señora que había tenido un bebé y ella me dio de mamar”, recordaba el poeta.
“A los 19 años ingresó a la policía como radiotelegrafista y comenzó su peregrinaje por el oeste pampeano. Nacía el mito del trovador errante -nómade en su territorio-, de peña en peña. En esa geografía honda y silenciosa, en esa especie de ‘desierto ennostalgiado’, se cifra buena parte de una obra original y deslumbrante'”, publicó Página 12.
“Me gustaría ser recordado como una buena persona. Como un anciano de gran corazón”, decía Bustriazo Ortiz, cuyo anhelo era llegar a los 100 o 101 años. El poeta de los neologismos adictivos -“huesolita”, “azuladiosa”, “nidopájaro”, “ennostalgiado”, “sonorositos”, “briznanoche” y “piedrosita”, entre tantos otros-, nació en nuestra ciudad y hoy sus poemas son la letra de muchísimas canciones.

Cancionero.
“En la práctica, aquellas poesías de Bustriazo han sido apropiadas y musicalizadas por compositores pampeanos: Guillermo Mareque, Enrique Fernández Mendía, Guri Jaquez, Cacho Arenas, Oscar García, José Gerardo Molina, Alberto José Acosta, Machi Sanez, Juan Olivera, Josefina García, Alejandro Rodríguez y Nicolás Etchegoyen, son algunos. Pero también por autores de fuera de la provincia: Carlos Di Fulvio, Litto Nebbia, Nicolás Blum, Bruno Arias y José Luis Pascual, “Tata” Cedrón. E interpretadas por grupos o solistas (Los cantores de La Pampa, Los Ranquelinos, Confluencia, Alpatacal, Rojo Estambul, Los herejes bebedores de la noche, Leticia Pérez, Laura Paturlanne, Edith Rosetti, Nicolás Rainone, Luis Gesualdi, Cuarteto Cedrón)”, recopila Sergio De Matteo en una nota publicada en el suplemento Caldenia.
“Si consultamos el Cancionero Pampeano (1973), el Cancionero de los Ríos (1986, 2015), los libros de investigación de Rubén Evangelista sobre el folclore pampeano, o el Canto Quetral (Tomo I y II), la cantidad de poemas de Bustriazo transpuestos a la canción llega al centenar y medio”, afirmó.