viernes, 20 septiembre 2019
Inicio Culturales Reabrirán la Casa Museo Olga Orozco

Reabrirán la Casa Museo Olga Orozco

NUEVOS ESPACIOS Y PROPUESTAS

Desde la Secretaría de Cultura de La Pampa se anunció hace algunas semanas que la Casa Museo Olga Orozco reabrirá sus puertas en marzo del próximo año. La noticia llegó luego de dos años en los que el lugar permaneció cerrado como consecuencia de una gran cantidad de refacciones edilicias. El trabajo fue en conjunto entre la Secretaría de Cultura provincial y la Municipalidad de Toay.
Con aportes provenientes de la Ley Provincial de Patrimonio 2083 y recursos propios del municipio, la Casa Museo ofrecerá salas de exposición renovadas, dos nuevas salas de exhibición permanente, propuestas didácticas, una sala para exhibiciones temporales, más dispositivos de consulta de colecciones y sugerencias de acceso a la biblioteca personal de Olga Orozco. También un lugar para el funcionamiento permanente de su programa educativo en espacios del Auditorio «La Fantasma».
La nueva puesta contará la vida de la poeta a través de los objetos que posee el museo como parte de su patrimonio y la intangibilidad de sus relatos y poemas. Por medio del diseño y la museografía se propondrá ingresar de manera activa a las experiencias de los primeros años de la infancia de Olga Orozco en Toay, a las inquietudes que moldearon su universo creativo y a su legado literario.

Proyección hacia el futuro.
«La Casa Museo Olga Orozco necesitaba recuperarse y proyectarse hacia el futuro como una pieza clave de los recorridos literarios del país, ampliar su campo de resonancia conceptual, junto a la apertura de sus colecciones en repositorios públicos y un trabajo de extensión localizado en sus comunidades de influencia», expresaron desde Cultura.
Declarada Monumento Histórico Nacional y Bien Patrimonial de la provincia, la casa natal de la escritora Olga Orozco implicó un abordaje técnico que en cada instancia procuraba acompañar la valoración del bien. «Esta valoración no solo reside en su jerarquización edilicia sino que se equipara a la importancia de los conceptos museológicos, donde las personas son protagonistas de sus espacios».
Cada museo tiene sus propios rituales, usos del espacio e implicancias en cuanto al diseño y prácticas particulares con relación a la comunidad.

La curiosidad del lector.
Según las estadísticas, los visitantes acuden a las casas museo, porque los anima la curiosidad o la esperanza de encontrar algo que les ayude a comprender mejor a un personaje o a la obra de ese autor que les conmueve. «En el caso particular de Orozco, los visitantes/lectores llegan principalmente motivados por la idea de poder transitar y habitar un espacio real y al mismo tiempo simbólico, ya que «la casa» es protagonista en la literatura orozqueana, así como también un espacio donde disfrutar de exposiciones, lecturas, conciertos y un hermoso jardín donde pasar el rato.
Construida en el año 1906 la casa museo fue presentando deterioros edilicios que con el paso del tiempo comenzó deshabilitando el uso de algunos sectores, hasta llegar a tomar la decisión inevitable de retirar su colección y mantenerla cerrada al público. La Secretaría de Cultura junto a la Municipalidad de Toay, y con el acompañamiento de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, dieron comienzo a los trabajos para revertir la situación, remarcando la importancia de tener sus salas aptas para recibir a sus visitantes, resguardar en condiciones su acervo e instalaciones en funcionamiento, con el fin de involucrar a personas de todas las edades en la exploración y la experimentación de los usos y disfrute de la literatura, la poesía y las palabras.