Inicio Culturales Reclaman la habilitación de las salas de teatro

Reclaman la habilitación de las salas de teatro

Trabajadores de salas de teatro y espacios culturales piden que el gobierno de la provincia levante la suspensión de su actividad, y que se adapten los protocolos establecidos para poder asegurar el sostenimiento de las salas y de sus empleados.
La semana pasada, un boletín oficial emitido por Nación habilitó el cese de suspensión a las actividades de cines, teatros y espacios culturales en zonas de alto riesgo epidemiológico. La Pampa adhirió parcialmente al decreto, y por el momento habilitó solamente la apertura de cines.
Las y los trabajadores del teatro aún no han podido concretar reuniones con el gobierno provincial. «Ya hemos vehiculizado todas las vías formales, pero hasta ahora no hemos obtenido ninguna respuesta», expresó a LA ARENA Paula García, integrante de la Asociación Trabajadores del Teatro Pampeano (ATTP). Tampoco saben por cuánto tiempo se extenderá la suspensión de sus actividades.
Desde el inicio de la pandemia de Covid-19 las actividades culturales, en particular el teatro, se vieron fuertemente restringidas. Recién durante la temporada de verano, en febrero de este año, pudieron realizar ciclos de teatro a cielo abierto en múltiples localidades pampeanas. Pero desde la aplicación de nuevas medidas el 1 de mayo en la provincia, el teatro no se ha reactivado.

Los reclamos.
El principal reclamo es la habilitación de las salas para realizar espectáculos y poder asegurar la subsistencia de los trabajadores. «No son solamente los actores, productores y directores. Hay muchas otros trabajadores, como iluminadores o sonidistas, que no están pudiendo trabajar», afirmó García.
Otro punto que reclaman los trabajadores es la revisión del protocolo para salas de teatros. El protocolo que aún rige para la actividad teatral no habilita las salas cerradas que cuenten con butacas fijas, y «el recientemente aprobado decreto contradice este punto», según afirman en una nota emitida a las autoridades. Solicitan la apertura con reservas previas de butacas y un sistema de burbujas sociales, como el que se aplica en cines.
También solicitan que se revise la prohibición de venta de entradas en las salas. Sostienen que la implementación de sistemas de pago electrónicos «implica la absorción de un costo muy alto en relación a la recaudación», y piden que se
habilite la venta de entradas, con los respectivos protocolos.