Inicio Culturales Reponen "Papel protagónico"

Reponen «Papel protagónico»

LA MUESTRA SE PODRA VISITAR HASTA EL 27 DE FEBRERO

La muestra del reconocido ilustrador y escritor Istvansch, se reinauguró en el Espacio de Arte del Centro Cultural Medasur de Santa Rosa. «Papel protagónico» formó parte de la última Feria Provincial del Libro, que se realizó en el mes de octubre, donde chicos y grandes pudieron apreciar un trabajo colorido y minucioso hasta la perfección.
En esta oportunidad, hasta el 27 de febrero de 9 a 12 horas, se podrá visitar de forma gratuita esta exposición en avenida Belgrano Sur 180.
En «Papel protagónico» no se verá más que eso: papel. «Se preguntará si ese ojito milimétrico lo es también. Pues sí, recortado con tijera, trincheta, buen pulso… y mucha paciencia», explica el autor. «Las estrategias generalmente son dos. Puedo dibujar con lápiz sobre hoja blanca una imagen, que luego funcionará como molde cuando la calque en papel vegetal, para pasarlo en espejo en el reverso de la cartulina que recortaré. O también puedo recortar directamente, haciendo que el trazo de la misma tijera libere esa forma que estaba encerrada en el color, repitiéndola todas las veces que sean necesarias, hasta hallarla tal como la quiero».
Istvansch expresa las formas de trabajo: «Fragmentos de cartulinas tras fragmentos de cartulinas, aquello que tenía en la cabeza irá tomando forma. Pegaré casi sin respirar, manipulando con pinza de depilar, tratando de desarmar lo menos posible la composición, e intercalando cartones levemente más pequeños detrás de cada superficie, sea grande, pequeña o diminuta, para que la sombra generada luego al fotografiar evidencie tanto el material usado como el trabajo de hormiga».

Una muestra para curiosear.
El artista asegura que su deseo es que el espectador se asome, dé rienda suelta a la curiosidad y la capacidad de sorpresa. «Si el arte en papel atrae de por sí, el papelito milimétrico lleva esa atracción a la acción: el cuerpo se acerca buscando mirar con más detalle, el dedo se inquieta y trata de palpar, la voz suelta alguna interjección de asombro. Vista al ras, la ilustración termina siendo un escalonado que, si pudiésemos rozarlo con la uña, sonaría en un ruidito delicioso tanto al oído como al corazón».

Sobre Istvansch
Istvan Schritter (de ahí Istvansch) nació en Madrid, España, en 1968. Hijo de padre de ascendencia húngara y rumana, y de madre de ascendencia francesa e italiana.
Istvansch nació bastante después, con la aparición de Internet, cuando la proliferación de húngaros homónimos lo volvió inhallable en los buscadores. Sumarle al nombre las tres primeras letras del apellido hizo que se acabaran las interferencias.
La radicación en Argentina data desde muy temprano, cuando teniendo apenas un año y medio sus padres volvieron a San Jorge (Santa Fe), para estar todos juntos cerca del resto de la familia.
En Buenos Aires vive desde el final de la secundaria, cuando se mudó ya con un libro publicado, y con la idea de ser ilustrador, diseñador y escritor de manera autodidacta. La cosa funcionó: tiene libros publicados en Argentina, Brasil, Chile, México, Colombia, EE.UU., España, Francia, Italia, Suiza, Corea y Emiratos Arabes Unidos; además de distinciones.
En la escuela siempre fue alumno 10. «Traga maaal pero querido, de los que pasan papelitos en los exámenes», asegura. Eso debió ser lo que lo llevó a nunca dejar de estudiar y dedicarse también a la investigación y la docencia. El libro «La otra lectura. Las ilustraciones en los libros para niños» reúne esas experiencias y reflexiones.
Hizo radio y televisión, hace videos y se presenta en performances de narración y dibujo en vivo, todo en base a libros.