Se viene un nuevo Magna Jazz

UNA EDICION ESPECIAL, CON JAZZ, CUMBIA Y RITMOS LATINOAMERICANOS

Una nueva edición del Magna Jazz se llevará a cabo este sábado 10 de noviembre, con la participación de Java Queens (Santa Rosa), París Jazz Club (Buenos Aires) y Orkesta Popular San Bomba (Buenos Aires). El encuentro, como de costumbre, será en el Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa y comenzará a las 21.30 horas. El artista plástico Roberto Garro y el fotógrafo Adrián Pascual serán invitados exponiendo sus obras en el hall del auditorio. En esta oportunidad el público podrá degustar las distintas clases de una cerveza artesanal pampeana que se sumará, también, a esta experiencia que ya tiene marca propia.
Las entradas se consiguen en 9 de Julio 56 y 9 de Julio 225 y los estudiantes universitarios podrán acceder a entradas gratuitas presentando su acreditación de alumnos regulares.
Las encargadas de abrir la noche serán las chicas de Java Queens, las representantes pampeanas de esta décima tercera edición. Las integrantes Andrea Dasso, Guadalupe Galdeano y Lucía García Polavieja, formaron el grupo hace un año y medio con la idea de interpretar canciones de swing de los años veinte y treinta en Estados Unidos.
Luego llegará el momento de París Jazz Club, que tocarán por primera vez en Santa Rosa con un show denominado “Woody Allen Night”, donde el eje radica en canciones de jazz (tradicional y europeo) de las películas del director, con proyección de visuales e intervenciones humorísticas.
Actualmente el show se hace todos los meses en la ciudad de Buenos Aires y en los escenarios de jazz más importantes del Gran Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

Cierre a puro ritmo.
Finalmente, el momento del cierre estará en manos de la Orkesta Popular San Bomba. Una multitud de músicos en el escenario y una identidad forjada a partir de la mixtura de sonidos y géneros. También será la primera presentación de la banda en La Pampa.
Sus canciones propias disparan melodías para todos los corazones, con ritmos de cumbia, salsa, merengue y algunas canciones balcánicas.
El director de la orquesta, Matías Jalil, dialogó con LA ARENA y aseguró que tienen muchas ganas de venir a la ciudad. “Estuvimos en otras provincias pero nunca se dio la oportunidad en La Pampa, así que con muchas ganas. Llevamos nuevas cosas que estamos armando, estamos trabajando en nuestro cuarto disco, haciendo videos”, comentó.
El año próximo, San Bomba cumplirá 10 años, así que ya comenzaron los preparativos del festejo. “La orquesta surgió hace 10 años, donde la escena era otra, había un resurgimiento del formato de orquesta. Cuando lo empezamos a armar, la idea era hacer algo como las orquestas populares de los pueblos, ese formato pero más eléctrico; lo pensamos con un montón de instrumentos que fuimos sumando que en estos 10 años fueron cambiando”, repasó el músico. “Fue mutando pero tenemos mucha variedad de instrumentos, somos 16 músicos y son instrumentos que en general no se ven todos juntos, y menos tocando canciones propias o ritmos latinoamericanos”, contó.

Más voces.
En un principio, la orquesta era un poco más instrumental, y disco a disco fueron sumando voces y eligiendo más el ritmo de cumbia. “Lo que hacemos es laburar sobre ritmos latinoamericanos, hoy por hoy nos atraviesa mucho la cumbia, que es un ritmo que nos gusta mucho, pero también hacemos algunas cosas medio salseras, temas que tenemos con ritmo de merengue… Fusionamos los elementos de esos ritmos en composiciones propias”, explicó Matías, que además es guitarrista en la banda.
El repertorio también incluye algunos covers de bandas como Los Redondos, Los Palmeras, Damas Gratis y otros. “Tratamos de abarcar diferentes estilos, siempre pasándolos por la identidad de la orquesta”.

Desde la trinchera
Con respecto a la crítica situación económica, política y social de Argentina, que no deja a un lado a la cultura, Jalil sostuvo que “es mucho más grave de lo que creemos”. “Lo estamos viviendo en la trinchera literalmente, es una crisis profunda la que estamos atravesando, nos toca a todes”, afirmó. “Nos afecta mucho hablando musicalmente, la gente tiene menos plata para pagar una entrada, para salir, para cualquier cosa, eso lo sentimos en cada show nuestro. Por eso tratamos de hacerlo con precios populares, de ir acompañando toda la situación, pero realmente nos es muy fuerte todo lo que está pasando”.
El músico contó que muchas actividades en las que participaban se dieron de baja, afectando no solo a ellos, sino a un montón de artistas más. “Había más posibilidades, y por ahí lo que se veía era que un montón de grupos, orquestas y bandas que estaban saliendo se les daba la oportunidad de participar y se les pagaba, un montón de cosas que hoy no pasan si no sos un artista consagrado”, opinó.
“Nosotros también trabajamos en temas bastante sociales, necesitamos sacar afuera lo que sentimos porque estamos totalmente en desacuerdo con todo esto que está pasando”, afirmó.