Inicio Culturales Una exitosa celebración en Colonia Barón

Una exitosa celebración en Colonia Barón

SE REALIZO LA PRIMERA FIESTA PROVINCIAL DE LA DANZA Y GASTRONOMIA ALEMANA

Representantes de la Secretaría de Turismo del gobierno provincial participaron como invitados especiales de la primera Fiesta Provincial de la Danza y la Gastronomía Alemana, que se realizó el domingo pasado en el Salón de Usos Múltiples Municipal de Colonia Barón. Este tradicional festejo arribó ese día a sus doce años de existencia y tuvo como particularidad que fue la primera vez que se desarrolló bajo la modalidad de «Fiesta Provincial».
Desde sus inicios es organizado por la Asociación de Descendientes de Alemanes del Volga «Meine Leute» (Mi Gente) de esta localidad, cuyos integrantes desbordaban de alegría. Más de 800 personas de distintas localidades pampeanas degustaron comidas y tortas típicas, entre ellas strudel, riwwel kuchen, salchicha alemana con chucrut y puré de papa.
Además, bailaron durante cuatro horas al ritmo de Grupo Astral de la ciudad de Stroeder, provincia de Buenos Aires. Este conjunto musical tiene 51 años de trayectoria y desde su creación es liderado por Omar Graff.
La ceremonia inaugural contó con la presencia sobre el escenario de las banderas de ceremonias de la Argentina, de La Pampa, de los alemanes del Volga y el estandarte de la entidad anfitriona portadas por integrantes de la colectividad.
Su presidente Ademar Waiman, estuvo acompañado por la intendenta Sonia Luengo y las tres funcionarias provenientes de Santa Rosa especialmente invitadas para la ocasión: la secretaria de Turismo, Adriana Romero; la directora de Turismo, Florencia Stefanazzi, y la subsecretaria de Planificación, Laura Davini, nativa de Barón.

«Provincial».
La jefa comunal hizo entrega a Waiman de una copia de la ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante que declara a esta celebración de «Interés Municipal» y del decreto que le otorga carácter «Provincial» rubricado por el vicegobernador Mariano Fernández, cuando se encontraba en ejercicio del Poder Ejecutivo, la ex ministra de Educación, María Cristina Garello, y la actual secretaria de Cultura, Adriana Maggio.
Los argumentos invocados por sus organizadores para elevarla de nivel y convalidados desde Provincia fueron que «esta fiesta se realiza desde 2009 y pretende visibilizar parte de la historia cultural de un pueblo de inmigrantes y sus descendientes que mantuvieron por generaciones costumbres y tradiciones. Surge con el objetivo de plasmar el rescate y la resignificación de valores como el trabajo, el esfuerzo y la solidaridad».
Además «dicho evento promueve difundir las danzas tradicionales alemanas, la gastronomía, integrando a todas las familias en torno a una costumbre. Es una muestra de identidad cultural de importancia para la región por la convocatoria, las demostraciones y espectáculos, como así también rescata y aporta a la formación de nuevas generaciones en el amor a su cultura sobre todo de aquellas tradiciones que conforman y reafirman su identidad».
Durante la apertura, Romero trasladó a los presentes «el saludo muy especial» del gobernador Sergio Ziliotto y manifestó su compromiso de apoyar a las distintas fiestas populares, las cuales más allá de revalorizar -como en este caso- a las colectividades y su aporte tradicional y cultural, se constituyen en un atractivo turístico en sí mismas.

El nacimiento.
Durante gran parte de la jornada Waiman anduvo «a las corridas» con su grupo de trabajo dado que tenían previsto realizar el festejo al aire libre como acostumbran y debido a la lluvia debieron trasladarlo a un espacio cubierto. Resuelta la cuestión, el socio fundador de la asociación de alemanes local manifestó su beneplácito por la nueva catalogación de la fiesta. «Siento el sabor del deber cumplido», dijo en diálogo con LA ARENA. Asimismo recordó que «inicialmente arrancamos como grupo de baile, que el 15 de septiembre venidero cumplirá 14 años. Está compuesto por 16 personas de las cuales 12 son bailarines permanentes».
«Nuestra danza es divertida porque nuestros ancestros estuvieron 100 años mezclados con los rusos entonces está fusionada con el casachof ruso (especie de polka)», amplió.
La entidad propiamente dicha «nació por inquietud de los vecinos y la conformamos para rescatar y preservar nuestras costumbres, comidas, danzas y dialecto el cual todavía permanece arraigado en las familias más tradicionales del pueblo», señaló el baronense cuyo abuelo nació en Rusia, vivió en las orillas del río Volga, emigró «con lo puesto» a la Argentina donde llegó en barco y con el tiempo trabajó la tierra y armó su familia.