Inicio Culturales Volvieron los talleres de teatro, con distanciamiento

Volvieron los talleres de teatro, con distanciamiento

En la Sala de la Asociación de Trabajadores del Teatro Pampeano (ATTP) volvieron las clases de teatro. A cargo de la coordinadora Amparo Fernández, ayer comenzó a dictarse un taller para adolescentes de 14 a 18 años. «El protocolo indica que podemos tener por clase una cantidad reducida de chicas y chicos, con un distanciamiento de al menos dos metros, y la sanitización del espacio, antes y después de la llegada de chicos y chicas», explicó la docente, y agregó que «no es necesario el uso de tapabocas, durante la clase, porque se dividió el escenario en espacios de dos metros de longitud, por lo que van a entrar muy pocos».
«La convocatoria salió con poco tiempo de anticipación porque la capacidad era muy limitada, y hay una lista de espera, para que cuando esto se normalice, poder incorporar más chicas y chicos al taller», señaló. Asimismo manifestó que «la respuesta del público fue muy buena, porque además del taller para adolescentes, empezamos con otros de expresión corporal, y todos se llenaron enseguida». En todos los casos, hay una lista de espera abierta, para el momento en que las clases puedan ser más multitudinarias. Además, Fernández dijo que «el mes que viene vamos a empezar con un taller de teatro para adultos, y esperamos que la respuesta sea igual de positiva».

Reformular la manera.
Respecto de la forma de dictar los talleres, en esta «nueva normalidad» que atraviesa la provincia por la pandemia de Covid-19, la docente señaló que «tuvimos que reformular la manera de dar los talleres, y la manera de vincularnos con los chicos y chicas. Estamos acostumbradas al contacto, con la otra y el otro, constantemente, y eso no va a poder ocurrir». «No va a haber un contacto real, físico, pero sí va a haber vínculo y contacto porque vamos a estar en presencia, y no virtualmente ahora que tanto nos acostumbramos al Zoom, vamos a estar en presencia física, emocional y psicológica, por lo que van a suceder cosas interesantes. Lo que todavía no vamos a poder es estar en contacto, pero es un desafío más, que se nos plantea en estos tiempos», explicó.
Asimismo, si bien no puede haber contacto físico, «todo el resto de las cosas que pautamos dentro de las clases son posibles», dijo, y agregó que «yo no voy a pensar el taller en distancia, siempre el teatro lo voy a trabajar en cercanías, en vinculación, en socialización y en afectuosidad, y todo eso hace que yo me acerque a la otra persona. Por eso no voy a trabajar en distanciamiento, sí voy a tener en claro que físicamente vamos a tener que estar a dos metros de la otra y el otro».

Difícil plantearlo.
Fernández dijo que «es difícil plantear el teatro, aislados y sin el contacto directo. Es muy difícil y a mí ya me hacía ruido pensar el teatro así, cuando el teatro lo que quiere siempre es acercar, con la comunicación, con la reflexión, con la crítica».
«Por eso nunca voy a plantear un teatro desde la distancia, pero sí sabemos que las condiciones son reales, y hay una pandemia que nos afecta a todos y todas, y en base a eso sabemos que hay cuidados en toda la sociedad, y el teatro no va estar ajeno», explicó.

Próximo paso.
Finalmente, Fernández le dijo a LA ARENA que «el próximo paso que esperamos es que se establezca un protocolo para poder hacer funciones, con la presencia de público. Creo que si existe la posibilidad de asistir a un bar, podríamos trabajar los teatros y cines, en los que es fácil demarcar las butacas que se pueden ocupar y las que no, para garantizar que se respeten las distancias», concluyó.