Un emprendimiento “Brillante”

Gustavo Enecoiz y su familia llevan adelante ‘Brillante’, una empresa que fabrica y vende artículos de limpieza. La producción se comercializa de manera directa en sus locales y en distintas localidades. También en otras provincias.
“Siempre cuento la historia porque nosotros empezamos con el trueque, en plena crisis del año 2001. A mi esposa y a mí nos habían echado del trabajo y no nos pagaron indemnización, así que salimos a rebuscárnosla como sea”, resume Gustavo que sabe interiormente que en esa situación límite encontró su fortaleza para construir lo que hoy tiene.
Y lo que tiene Gustavo Enecoiz (46 años) es una empresa que elabora y vende detergentes, suavizantes, jabón líquido, perfume para ropa, desodorante de pisos y lavandina. Una variedad de artículos de limpieza que comercializa en forma directa desde su planta y locales comerciales de Santa Rosa y que suma el servicio de mantenimiento de piletas particulares y también de grandes natatorios.
“Yo soy de Los Toldos, provincia de Buenos Aires, y me vine a estudiar Agronomía. Formé una familia y me quedé definitivamente en La Pampa. Con mi mujer, Alicia Herbáez, trabajábamos en empresas grandes de artículos de limpieza (en Johnson y en Wassington) pero nos quedamos sin trabajo, sin indemnizaciones. Apelamos al trueque para tener algunas cosas y gracias a la experiencia que teníamos empezamos de a poquito a comprar materias primas y a hacer algunos productos propios”.
El germen de ‘Brillante’ ya estaba implantado. El trabajo y el esfuerzo fueron generando nuevas posibilidades y la chance de crecer. “Nuestra filosofía es que todo depende de uno, no nos gusta ir a pedir. Eso sí, laburamos de lunes a lunes y todo gira alrededor de la fábrica”, resalta Gustavo sobre un esfuerzo que también involucra a Facundo (18) y Tomás (17) y que más adelante podría contar con el aporte de Lucía (13), la más chica de la casa.
‘Brillante’ tiene su fábrica y venta al público en Savioli casi Gaich y un negocio en Telén y Unanue. Desde hace un tiempo la firma decidió un cambio de estrategia y, según su responsable, los resultados le hacen honor al nombre de la pyme.
“Decidí en lugar de ir a los supermercados y a las grandes cadenas para competir con las multinacionales, hacer venta directa, voy al cara a cara. Tengo una clienta en 25 de Mayo que a su vez vende en Plottier, en Catriel, en Neuquén. Lo mismo sucede desde General San Martin, que vendemos en Jacinto Aráuz, Bernasconi, Guatraché y la Colonia Menonita. En General Acha y en Speluzzi también, entonces eso genera puestos de trabajo de manera indirecta porque esa gente que vende nuestros productos encuentra una salida laboral. Este cambio de estrategia nos dio muy buen resultado en poco tiempo porque desde abril a hoy crecimos un montón”.

Pampeanidad.
Para Enecoiz la relación comercial con otros emprendedores de la provincia permite retroalimentarse con quienes están en situaciones similares y conviven en un mismo territorio.
“Ayudamos mucho a otros emprendedores, por ejemplo le compro rejillas a La Familia, de Parera; trapos de piso a Ramona, de Carro Quemado; el agua tridestilada es de Roma, de General San Martín; las bolsas son de Lantplast, de Jacinto Aráuz; los envases de General Pico. Es que si nosotros no le damos la oportunidad a la gente del interior es más difícil que puedan entrar a Santa Rosa. Y esas cosas las aprendimos en las Ferias de Emprendedores”.
En ese sentido, Enecoiz valoró la tarea del Ministerio de Desarrollo Territorial para fomentar la interrelación entre pares. “En las distintas ferias que se hacen en la provincia nos reúnen y son ellos los que nos inculcaron que nos apoyemos entre todos los emprendedores porque de esa manera también defendemos la pampeanidad. Estas cosas están buenas y más que sea el Estado quien las promueva. Por ejemplo, a la clienta de 25 de Mayo la conocí en la Feria que se hizo en Toay, y a la gente de Jacinto Aráuz en la Fiesta de la Sal. Son reuniones donde te das a conocer pero también podés hacer negocios y relaciones comerciales, por eso las ferias son muy importantes para los emprendedores de la provincia y hay que saber aprovecharlas”.
Un crédito recibido a través del Banco de La Pampa le permitió a ‘Brillante’ -que cuenta con dos empleados aparte de los cuatro miembros de la familia- incorporar equipamiento para aumentar una producción que, por ejemplo, llega a los 14 mil litros por mes de jabón líquido, 34 mil de lavandina y 18 mil de desodorante para pisos.

Piletas.
La pyme también ofrece el servicio de mantenimiento de piletas, ya sea las domiciliarias como los natatorios de uso público. “Ganamos la licitación de la pileta municipal, tenemos controles muy severos y hay que hacer el trabajo con la máxima responsabilidad, como en todo. En el verano fueron Facundo y Tomás los que se encargaron de todo el trabajo de mantenimiento. Es la temporada alta así que en ese periodo el trabajo es a full”.
En el recorrido por la historia de crecimiento de ‘Brillante’, Gustavo apunta a un cambio clave tanto para su vida como para la evolución de la empresa. “Hace seis años dimos un vuelco, nos acercamos a Dios y todo fue una reconstrucción. Somos evangélicos cristianos y eso es un motor clave, un impulso para trabajar día a día”, resalta quien no tiene dudas del lugar que ocupa en la cadena productiva: “Ponemos más plata en la fábrica que en nuestra propia casa, eso es de un emprendedor nato. El emprendedor que se considera de esa manera sabe de lo que hablo”.

En plena expansión
Cada cliente que surge fuera de la ciudad es abastecido por ‘Brillante’ con sus propios medios de transporte. “Tenemos dos trafics y manejo yo, mi mujer o mi hijo Facundo. Salimos a la ruta sin ningún problema y nuestra planificación es ir hacia el valle rionegrino y a la zona petrolera de Neuquén, no tanto por los valores de venta sino que nos interesa el potencial de clientes que tenemos ahí que es enorme. A las empresas de Buenos Aires les cuesta mucho llegar al sur y nosotros estamos a mitad de camino, entonces hay que estar atentos a esas cosas”, explicó Enecoiz.
La empresa también apuesta por innovar para nutrir el abanico de ofertas a los clientes. “Siempre estamos buscando fragancias nuevas, productos novedosos. Eso también es importante, pero el lema es que tienen que ser mejores que los que ya tenemos”.