Inicio Deportes Al campeón le costó ganar

Al campeón le costó ganar

DEPORTIVO ANGUILENSE FUE UN DURO RIVAL

A All Boys le costó más de la cuenta. Aunque el actual tetracampeón presentó un equipo alternativo debido a su participación en el Torneo Regional Federal Amateur, enfrentó a un Deportivo Anguilense que recién se está formando, pero que con inteligencia y experiencia igualmente le complicó las cosas mucho más de lo imaginado.
El final fue 3 a 1 a favor del Auriazul, que de esa manera comenzó con el pie derecho la defensa de la corona de la Liga Cultural de fútbol, pero se fue con algunas dudas porque el funcionamiento no fue el deseado.
El Fantinero, pese a la derrota, se fue con la cabeza en alto porque mostró algunas facetas interesantes que pueden llegar a darle réditos una vez que termine de conformarse como equipo.
Claudio Ortiz, de penal, puso en ventaja a los dirigidos por Darío Caballaro en el inicio del segundo tiempo, pero los conducidos por Mauricio Rambur lo dieron vuelta con cinco minutos de inspiración por intermedio de Juan Cruz Aguilar, Brian Ramírez y Facundo López.

Dominio con experiencia.
All Boys no tuvo un buen primer tiempo. Marcelo Acosta trasladaba mucho la pelota y Antú Hernández parecía empecinado en hacer un pase gol desde la mitad de la cancha, por lo que el equipo carecía de juego asociado en la zona de volantes y se limitaba a esperar una inspiración individual para hacer la diferencia. Las corridas de Jonathan Fensel por la derecha dieron algunos resultados, pero todo terminaba muy forzado en el área rival.
Anguilense, en cambio, apostó por defenderse bien, uniendo las líneas pero sin meterse contra su arco. Y con la experiencia de Ortiz y la clase y las mañas de Miguel Román se las ingenió para manejar los tiempos y para generar peligro cada vez que pasaba la mitad de la cancha.

Cambios oportunos.
El complemento inició de la misma manera y esta vez el Fantinero golpeó con un gol. A los 7 minutos aprovechó una desconcentración local (se quedaron esperando un cambio que el árbitro no autorizó), sacó rápido un tiro libre y Román ingresó al área, donde fue derribado por Braian Roston. Penal y gol de Ortiz.
Las cosas parecían complicarse aún más para All Boys, que seguía sin encontrar el rumbo. Pero los cambios de Rambur (Tenca Hernández, Ramírez y López) le aportaron aire fresco en ataque y, cuando la merma física del visitante empezaba a notarse, el campeón tuvo cinco minutos de contundencia y ganó el partido.
El empate fue de Aguilar, quien a los 21 minutos empujó a la red un remate de López, en una jugada que había comenzado con un centro de Diego Reina, quien había recibido el balón saliendo de una -aparentemente clara- posición adelantada que los árbitros no percibieron.
Las discusiones confundieron a la visita y la igualdad agrandó a local, que a los 25 se puso en ventaja con un golazo de Ramírez, quien enganchó y definió en el área luego de un desborde de Fensel y una habilitación de López.
Y un minuto después lo liquidó casi con la misma fórmula, en este caso concluida por López luego de una linda pared en velocidad con Ramírez.
El partido se terminó ahí. Anguilense ya había hecho el gasto y no le había alcanzado. All Boys ya había tenido sus cinco minutos, que al menos esta vez le sobraron.