Inicio Deportes All Boys dio pelea, pero quedó eliminado

All Boys dio pelea, pero quedó eliminado

All Boys perdió ayer ante Pergamino Básket por el cuadrangular de octavos de final y quedó eliminado del Torneo Federal, la tercera categoría a nivel nacional. Fue 75-66 con parciales 20-21, 32-36, 54-52 y 66-75 en un partido que fue parejo hasta el último cuarto, donde el ganador sacó a relucir su jerarquía y se llevó el resultado.
Pergamino avanzó a cuartos junto a Estudiantes de La Plata y se enfrentarán a Unión de Mar del Plata y Zárate Básket, los dos clasificados del cuadrangular H que se jugó en Plaza Huincul.
Antonio Manera, base y capitán de All Boys, fue el goleador del encuentro con 23 puntos, a los que le sumó 2 rebotes y 5 asistencias. Por el lado de los bonaerense los goleadores fueron repartidos: Pablo Moya 15 (6 rebotes), Leonardo Tortonesi y Tomás Zanzottera 14, y Benjamín Levato con 13 fueron los máximos exponentes en la ofensiva.
En el estadio José Aquiles Regazzoli, el Auriazul intentó proponer desde el comienzo con Manera penetrando rápidamente por el centro y logrando el primer doble y falta. El local parecía encaminar el partido a su favor, con buenas actuaciones individuales pero con un gran trabajo grupal con Fazzini, Zalabardo, Sánchez y Fernández Chávez.
Pero Pergamino sacó a relucir toda su chapa de candidato al ascenso, y dio vuelta el resultado con Tortonesi y Moya, lastimando en el poste bajo, como jugadores destacados.
El primer cuarto finalizó con un simple de diferencia (20-21) que reflejaba la paridad dentro de la cancha. El desarrollo del encuentro fue cambiante, el anfitrión se fue al descanso con el resultado en contra (32-36) pero con la esperanza, y la tranquilidad, de que estaban haciendo un gran papel.

Con jerarquía.
El complemento comenzó bien para All Boys. Los de Gavazza salieron decididos a revertir el tanteador y lo lograron de la mano de un gran Antonio Manera. No probó tanto de tres, aunque las estadísticas cuentan que solo un 20% acertó desde esa vía, aunque penetró buscando eludir la marca intensa que propuso Pergamino.
De esta forma, y con un tercer cuarto casi perfecto, el equipo pampeano se fue al último descanso con un 54-52 que invitaba a soñar. Pero en el último cuarto la jerarquía hizo la diferencia y Pergamino, de la mano de Zanzottera (que llegó como refuerzo y continuará su carrera en Liga Nacional), supo manejar mejor los ataques para comenzar a sentenciar la historia.
El local no pudo hacerle frente en defensa y volvió a estar apresurado en ataque, sobre todo cuando empezó a perder por infracciones a varios jugadores clave en el sistema de juego alboyense.
Pergamino, que llegó como gran candidato a llevarse la clasificación a los cuartos de final y que probablemente sea sede de la próxima instancia, desplegó su jerarquía y cerró el juego con un gran último cuarto.

Síntesis.
All Boys 66: Manera 23, Badillo 7, Fazzini 8, Sánchez 1, Zalabardo 18 (fi); Zárate 1, Bassa, Pinciaroli, Fernández Chávez 8, Villalba Río. DT: J. Gavazza. Pergamino Básket 75: Levato 13, Tortonesi 14, Bolívar 6, Gandoy 4, Moya 14 (fi); Gallardo, Marconato, García 2, González 7, Fontana, Zanzottera 14. DT: J. Pagura. Parciales: 20-21, 32-36, 54-52 y 66-75. Cancha: All Boys.

«Hicimos un gran torneo y el balance es positivo».

Tras la derrota ante Pergamino, Franco Zalabardo analizó, con las pulsaciones lógicas del final, el desempeño a lo largo del torneo y del cuadrangular: «Estudiantes y Pergamino tienen jugadores de renombre y con mucha trayectoria a nivel nacional. Los partidos que nos ganaron fue la experiencia que a nosotros nos faltó y que ellos tienen de sobra. Nos ganó la jerarquía».
«El primer partido estuvimos algo erráticos, tal vez por la ansiedad del debut en el cuadrangular, algo que nos jugó en contra y nos llevó a errar tiros que normalmente no erramos», dijo. Además, Zalabardo sostuvo que la temporada «fue buenísima pese a los recesos que hubo durante la temporada» y que fue «la mejor etapa regular». «Es meritorio el torneo que hicimos», sentenció uno de los goleadores de All Boys.
En tanto Jorge Sánchez, sostuvo que «da bronca». «Estuvimos muy cerca pero si lo miramos de lejos nos daremos cuenta que hicimos un gran torneo. Peleamos hasta el final», agregó el experimentado auriazul. «Me da orgullo el equipo, el cuerpo técnico y el club. Hubiera sido lindo darle una alegría pero nos quedamos con la tranquilidad de que dejamos todo», cerró.

«Fue justo».
En tanto el entrenador Juan Cruz Gavazza, sostuvo que «el básquet es bastante justo y Pergamino se merecía ganar porque cerró mejor el partido». «Creo que nos faltó haber estado en esta instancia antes. Hicimos un juego bárbaro y nos secamos en el último cuarto. Es una aprendizaje más», analizó el técnico.
«Fue un torneo muy parejo, estuvimos a la altura y el balance es altamente positivo», declaró. Y sumó: «Hace 15 años jugábamos Liga Patagónica y perdíamos por 70 puntos en todas las categorías formativas. Hoy le pelamos hasta el final ante el gran candidato a ascender».
«Fue clave la falta de experiencia en estos momentos y nos faltó hacer el clic de saber lo que hay que hacer en el momento justo. Pergamino tiene jugadores de jerarquía que manejan muy bien ese aspecto», narró Gavazza. «Solo tengo que agradecer al grupo porque hay un compromiso extraordinario y han dejado todo a lo largo del torneo», concluyó el entrenador.

Estudiantes, a cuartos.

Estudiantes de La Plata venció ayer a Centenario, en el último partido del cuadrangular de octavos de final, y avanzó a los cuartos del Torneo Federal de básquet. Fue 82 a 73 con parciales 11-15, 35-33, 57-56 y 82-73 con una destacada actuación de Juan Ignacio Bruno, que aportó 17 puntos. El Pincha platense eliminó al conjunto neuquino (llegaron en igualdad de condiciones) y jugará la próxima instancia junto con Pergamino, Zárate y Unión, con quienes ya compartió la Etapa Regular.