Inicio Deportes All Boys festejó con dos golpes

All Boys festejó con dos golpes

TORNEO PROVINCIAL: SPORTIVO REALICO MERECIO LLEVARSE ALGO

Un gol antes del minuto del segundo tiempo y otro a dos del final del partido. Como los equipos brasileños de otros tiempos, All Boys golpeó en momentos clave y con eso le alcanzó para sumar tres puntos en un partido parejo, sin un dominador claro y en el que Sportivo Realicó mereció al menos llevarse una unidad.
Por la segunda fecha de la Zona «B», el Auriazul se impuso por 2-0 ante el Rojinegro y así lidera con puntaje ideal su grupo. Walter Cuevas, con una linda definición a los 50 segundos del complemento, adelantó a los dirigidos por Mauricio Rambur, en tanto que Tenca Hernández cerró la cuenta a los 43 minutos en una jugada en la que pareció arrancar en posición adelantada.

Lejos.
No le sobró nada a All Boys en el estadio Dr. Ramón Turnes. En el primer tiempo le costó desarrollar su juego y lo poco que hizo fue muy lejos del arco visitante.
Con el viento a favor, Sportivo se plantó en campo contrario para presionar la salida local y cortar el circuito que suelen generar los santarroseños cuando logran llevar la pelota de una línea a la otra con pases cortos.
Silvio Suzan y Miguel Rosón hicieron un gran trabajo en ese esquema, y cuando su equipo recuperaba la pelota cambiaban rápidamente el chip defensivo por el ofensivo y así generaban peligro.
El orden defensivo comandado por el experimentado Darío Aguilera y el cambio de ritmo que le aportaba Juan Pablo Gianninetto para ensamblarse con los dos puntas eran en ese primer tiempo los otros puntos altos del elenco conducido por Gastón Fredes.
En All Boys mandaban la firmeza de los centrales y la distribución de Tomás Arzer, pero no le alcanzaba como para lastimar en el área rival, que muchas quedaba vacía cuando Cuevas retrocedía a buscar juego.
En ese contexto, un centro pasado de Hernández que desvió el arquero Lucas Morán y una mano en el área de Sportivo no cobrada, tras un control de Cuevas, fueron las únicas dos jugadas que en esa primera parte levantaron a los hinchas alboyenses.
Del otro lado, Gianninetto avisó con un cabezazo solitario a las manos del seguro Braian Roston y, por la misma vía y con el mismo resultado, llegó Rosón poco antes de que todos se fueran a los vestuarios.

Dos golpes.
A diferencia de la apatía del primero, el segundo tiempo comenzó a pura emoción. Apenas habían pasado 50 segundos cuando Gastón Ceccani metió una puñalada al área de Sportivo, donde Cuevas recibió entrando por derecha y definió picando la pelota por encima del arquero para marcar el 1-0.
Menos de un minuto después la visita contestó con una corrida de Rosón por derecha, un centro bajo al área y la llegada por el otro lado de Gianinnetto, cuyo remate cruzado fue devuelto por el palo para que la pelota recorra toda la línea y salga coqueteando con el otro poste.
Dos llegadas clarísimas, las primeras del partido para ambos; un solo gol. All Boys había golpeado y comenzaba a encaminar el encuentro a su favor.
A Sportivo le costó asimilar la desventaja, pero con el correr de los minutos mostró quizás su mejor cara. Pablo Barroso se adueñó del mediocampo, Fredes apostó por el ingreso de jugadores con características ofensivas y llevó el juego a campo local.
El Rojinegro tenía la pelota y amenazaba con alguna llegada de Juan Pablo Gutiérrez y el siempre picante Rosón, que en la más clara definió por arriba cuando le habían marcado un dudoso offside. Gianninetto volvió a tomar protagonismo con sus pases y Heber Argüello también aportó con movilidad y un remate que se fue cerca.
All Boys no pasaba grandes sobresaltos, pero jugaba muy lejos de Morán. Apenas una vez logró llegar con una jugada hilvanada al área rival, cuando Hernández, Gutiérrez y Priotti se combinaron para que el remate del lateral terminara chocando contra la humanidad de Ceccani.
Hasta que a los 43 el ingresado Brian La Torre buscó con una pelota larga a Hernández, quien picó (en aparente posición adelantada) en soledad, eludió al arquero y definió con el arco vacío. Segundo golpe, segundo gol y final del juego.