All Boys no para de ganar

LIGA CULTURAL: SARMIENTO QUEDO ULTIMO EN EL APERTURA

El Auriazul fue muy superior al Azul y se impuso por 3-0, como visitante. Carrasco en dos oportunidades y Gutiérrez marcaron los goles para el líder. Fue el sexto triunfo consecutivo de los dirigidos por Rambur, que le sacaron seis puntos a su escolta con doce por jugar.
All Boys no para de ganar y de escaparse en la punta de la Zona Norte del Torneo Apertura de la Liga Cultural de fútbol. Ayer, el actual tricampeón no tuvo ningún tipo de inconvenientes para superar por 3-0 a Sarmiento, en el Fortín de Villa Elisa, para conseguir su sexto triunfo consecutivo en el certamen.
Lucas Carrasco en dos ocasiones y Jerónimo Gutiérrez marcaron los goles para los dirigidos por Mauricio Rambur, que se escaparon seis puntos de su escolta Independiente de Doblas, cuando restan doce en juego para que termine el primer certamen anual. Para Sarmiento, en cambio, la derrota significó su quinta caída, que lo depositó en el último lugar.

Sin equivalencias.
Desde el inicio del juego se notó una diferencia abrumadora entre un equipo y otro. All Boys tenía la pelota, ganaba en los mano a mano y anticipaba siempre ante un Sarmiento confundido, con ganas pero sin respuestas.
Con Mauro Barreiro encendido de mitad de cancha hacia arriba, Tomás Arzer en pleno crecimiento, Carrasco y Gutiérrez haciendo surcos por los costados, más Lucas Del Río entrando y saliendo del área para marcar presencia y generar espacios, el andamiaje ofensivo de All Boys fue tomando temperatura en la fría tarde de Villa Elisa.
A Sarmiento todo le costaba demasiado. Los centrales no podían con Del Río, los laterales perdían a sus espaldas y en el medio cada dividida terminaba con ventaja para los rivales. Además, las pocas veces que los locales lograban superar la media cancha, chocaban con Ezequiel Roque y el cada vez más asentado Renzo Quiroga.
Así, en una cancha en la que todo suele igualarse por las dimensiones reducidas, no había equivalencias futbolísticas ni físicas. Sólo faltaba que el visitante acertara en el área local para comenzar a encaminar el partido a su favor.
Avisó a los 6 minutos con una llegada de Gutiérrez que definió desviado, y concretó a los 21: Gastón Rosales -siempre picante por su sector- sacó un centro medido para Carrasco, que controló en soledad en el borde del área y definió contra un palo para el 1-0.
Los problemas defensivos locales se multiplicaron, los espacios no pararon de abrirse y el Auriazul olfateó sangre. A los 36 un pelotazo largo encontró a Carrasco en otra incursión al área y el ex Mac Allister sacó un zurdazo al primer palo para clavar la pelota en un ángulo: 2-0 e historia prácticamente cerrada.

Más ventaja.
En el complemento no cambió el trámite. Barreiro siguió enchufado y All Boys jugó a su ritmo, moviéndose por todos los sectores, tirando paredes rápidas y manejando los tiempos cuando era necesario.
Gutiérrez terminó de encontrar su lugar y en pocos minutos fue la clave para que su equipo saque más ventaja. Avisó con un remate alto, luego combinó con Barreiro e hizo esforzar al arquero Bruno Michelena, y a los 16 consiguió el tercero al definir con clase entrando al área tras una pared en velocidad.
No hubo mucho más. Sarmiento utilizó sus últimas fuerzas para buscar el descuento, pero chocó con el Flaco Quiroga y compañía; mientras que All Boys aminoró el ritmo para evitar cualquier consecuencia no deseada. Ya todo estaba definido: el Auriazul, puntero e invicto, había cerrado su sexto triunfo seguido; el Azul había sufrido otro golpe, y ahora está último.