Inicio Deportes Argentina ganó y pasó a semifinales

Argentina ganó y pasó a semifinales

Argentina superó ayer a Venezuela por 2 a 0 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y será rival del anfitrión Brasil en la primera semifinal de la Copa América 2019, prevista el martes en Belo Horizonte.
Lautaro Martínez estableció la ventaja con un gol de taco cuando el equipo de Lionel Scaloni jugaba sus mejores minutos en la competencia y el ingresado Giovani Lo Celso aseguró el triunfo en el mejor momento venezolano.
Por tercera edición consecutiva, Argentina quedó entre los cuatro mejores del continente y en instancia de semifinales jugará el martes desde las 21.30 ante Brasil, su máximo verdugo en el último cuarto de siglo.
La victoria más reciente contra los pentacampeones del mundo en la Copa América ocurrió por penales en los cuartos de final de Ecuador 1993, que además fue el último título del seleccionado mayor, bajo la conducción de Alfio Basile.
Desde entonces, Brasil salió airoso en los cuartos de final de Uruguay 1995 y Paraguay 1999 y en las finales de Perú 2004 y Venezuela 2007.

Más y menos.
El equipo de Scaloni comenzó bien. Con sus líneas subidas en campo rival pudo establecer las condiciones de juego a partir de la buena conexión de sus mediocampistas con los tres delanteros, que se movieron sin posiciones fijas.
Venezuela lució incómodo en los primeros minutos por el asedio argentino y a los 10 minutos, en una pelota parada, quedó en desventaja. Messi ejecutó un córner desde la izquierda, Agüero remató rasante sin buena dirección y Lautaro corrigió con el taco para descolocar al arquero Wuilker Fariña.
Martínez rápidamente perfiló como el mejor jugador del partido por ser incisivo en los metros finales e inteligente para aguantar la pelota fuera del área; mientras que Messi nunca pudo desequilibrar individualmente por mérito de la defensa rival pero tuvo buenas combinaciones con sus compañeros.
La Vinotinto no llevó peligro hasta el arco de Franco Armani y su plan de ataque quedó condicionado cuando el juvenil Juan Foyth ajustó la marca sobre el lateral derecho tras un par de desbordes de Darwin Machís.
Al comenzar la parte final, el temprano ingreso de Yeferson Soteldo le dio a Venezuela otra frescura, provocó un retraso del equipo argentino y volvió a exponer las complicaciones de Foyth, siempre cerca de cometer penal en cada mano a mano con Machís.
Scaloni buscó verticalidad con Angel Di María (¡increíblemente salió Lautaro!) y mayor tenencia con Giovani Lo Celso cuando la iniciativa del juego era toda del rival.
El Armani de River que tantas veces se reclama en la Selección apareció a los 25 minutos para bloquear un remate Ronald Hernández de mucha peligrosidad por su posición dentro del área.
Se insinuaba un final con mucho apremio para Argentina pero cuatro minutos más tarde llegó la ampliación del marcador por una gentileza de Fariñez, que no retuvo un remate de Agüero sin demasiada complicación y le sirvió el festejo a Lo Celso.
Entonces, el partido en el Maracaná se consumió con relativa tranquilidad, porque si bien Venezuela mantuvo la intensidad en la búsqueda del gol, no encontró la claridad necesaria para poner en riesgo la victoria albiceleste. (Télam)