Inicio Deportes Argentina mostró dos caras

Argentina mostró dos caras

LA SELECCION SE FUE AL DESCANSO 0-2 Y EMPATO ANTE ALEMANIA

El seleccionado de fútbol de Argentina mostró dos caras, una en cada etapa, y empató 2-2 en Dortmund ante el seleccionado de Alemania, en un amistoso internacional enmarcado en la fecha FIFA.
El conjunto dirigido por Lionel Scaloni jugó una floja etapa inicial y cometió graves errores defensivos, que fueron aprovechados por Alemania para sacar ventaja, por intermedio de Gnabry y Havertz.
En el complemento, con otra disposición táctica y con algunos nombres distintos en relación a la primera mitad, entre ellos el de Lucas Alario, de gran regreso al seleccionado, Argentina empató con un gol del «Pipa» y otro de Lucas Ocampos, en su estreno con el seleccionado Mayor.
Argentina intentó monopolizar la pelota en la zona media, con Paredes y De Paul, mientras que Alemania apeló a una salida rápida para aprovechar la velocidad de sus delanteros.
A los 13, el local avisó con una mano a mano que Marchesín le tapó a Brandt, tras asistencia de Gnabry, quien dos minutos más tarde iba a romper la paridad con una certera definición ante el arquero argentino, luego del desborde por derecha de Klostermann.
El equipo de Scaloni iba a sufrir rápidamente otro golpe, que se inició en otro error de Argentina en la zona media. Esta vez, la perdió Rojo con Waldschmidt y los alemanes salieron disparados hacia Marchesín. Gnabry estuvo endemoniado y le dio el pase justo al medio para Havertz, quien tocó al 2-0, en 21 minutos.
Argentina sintió el golpe de un segundo grito teutón y su última línea dio muchísimas ventajas. Además, Alemania fue una amenaza latente cada vez que se dignó a atacar y a la media hora, el ángulo salvó a Marchesín, después de un tiro libre de Halstenberg.
De Paul, en la única del visitante de la etapa, probó desde fuera del área y su derechazo pegó en el palo derecho del arco defendido por Ter Stegen.

Cambió la cara.
Scaloni modificó la fisonomía del equipo en el segundo tiempo con los ingresos de Marcos Acuña y Lucas Ocampos, para fortalecer un sector izquierdo argentino que lució frágil en el primer tiempo.
Apenas superada la barrera del cuarto de hora, Lucas Alario terminó de cambiarle la identidad al conjunto albiceleste, para dotarlo de mayor peso en el centro del ataque.
Y de una combinación entre dos relevos, llegó el descuento. La fórmula fue sencilla: centro de Acuña desde la izquierda y cabezazo demoledor de Alario, entre los centrales.
La presencia del ex goleador de Colón y River, actualmente en Bayer Leverkusen, fue al cabo vital para que Argentina soñara con el empate hasta el final del partido.
Mayor presencia en el área significó más chances para el conjunto de Scaloni, que tuvo en los pies de Pipa, en dos ocasiones, la posibilidad de igualar el juego en el último cuarto de hora.
El objetivo lo logró Argentina a los 39. Nuevamente Alario, gran figura en el tiempo que le tocó jugar, encaró hacia el área y cuando se le cerraron los caminos, al ingresar al área, cedió para Ocampos, quien convirtió su primer gol con la camiseta de la Mayor y estableció el 2-2.
Argentina, que poco menos que padeció un tramo del primer tiempo, terminó el partido con la sensación de que pudo ganarlo con un embate final.
El domingo, Argentina tendrá el segundo compromiso de esta gira contra Ecuador, en España. (Iam)

Scaloni: «Un buen partido»
El director técnico del seleccionado argentino de fútbol, Lionel Scaloni, se mostró conforme tras el empate del equipo nacional ante Alemania 2 a 2, en el que remontó una desventaja de dos goles y aseguró que «en general fue un buen partido, con muchas cosas positivas para lo que viene». «El primer tiempo no fue bueno, cometimos errores y nos agarraron de ‘contra’. Pero lo importante es que supimos entender el partido en el segundo», manifestó Scaloni. «En estos partidos importa el rendimiento, el resultado es secundario, por eso estamos más que conformes, porque en el segundo tiempo se vio una Argentina bastante más decidida y eficaz», dijo.