Inicio Deportes Argentina quedó cuarta

Argentina quedó cuarta

JAPON SE CONSAGRO CAMPEON MUNDIAL DE SOFTBOL

Japón se consagró campeón mundial juvenil sub 18 de sóftbol luego de vencer por 9 a 2, KO de cinco episodios a Australia, en tanto que Argentina, que contó con la participación de los pampeanos Valentín Mata y Cristian Pacheco, quedó cuarto y sin podio al caer 2 a 0 con República Checa, medalla de bronce del torneo jugado en Nueva Zelanda.
Los nipones terminaron invictos y con una faena acortada en el tiempo dada su eficacia ofensiva, la misma que padecieron todos sus rivales, incluida Argentina. En la final, batearon 10 imparables en tan solo 4 entradas ya que la diferencia de 7 de la chapa al llegar a la parte alta de la quinta entrada permitió desechar nada menos que los últimos tres turnos de ataque, tal la diferencia.
República Checa, en base a la soberbia actuación de su lanzador Jakub Osicka, logró quedarse con el tercer lugar y la medalla de bronce por sobre Argentina, con una blanqueada de 2 a 0, que por poco se convierte en un juego perfecto para el europeo.
Un bateo limpio al campo corto de Franco Sáenz y dos boletos gratis impidieron a Osicka coronar la gran actuación. Hizo la ruta completa, no permitió carreras y dejó a 13 bateadores argentinos en caja repartiendo chocolate.
El juego, como entre ambos equipos se dio en la fase clasificatoria, fue un duelo de pitcheo, pero esta vez Franco Sáenz no estuvo tan sólido y dejó que los checos dieran 4 imparables y marcaran dos veces, colaborando además el pibe de Bahía Blanca con cuatro boletos gratis. Lo equiparó en ponchados, con 13 que no lograron tocar la bola.
En la segunda entrada, una producción de tres hits le permitió a Checa poner gente en circulación y luego pasar por la registradora con dos carreras. Fue todo. El resto del juego los bates quedaron en silencio, casi mudos y una a una fueron pasando las entradas sin que Argentina, que estaba abajo, pudiera contra la oposición del lanzador adversario.
En la fase inicial, Argentina había ganado el juego en dos entradas extras por 4 a 3. Esta vez la pequeña diferencia, pero clara, fue para el equipo europeo que obtuvo una de sus mejores performance a nivel mundial.
Argentina cumplió con los objetivos, más allá del resultado final. Con una camada de jugadores no tan talentosos como otros que lo guiaron a un doble título mundial, se mantuvo competitivo y dentro de la elite mundial.
En las categorías inferiores, como estos juveniles, el constante recambio produce normales altibajos, pero más allá de eso el trabajo previo y serio y la experiencia de los últimos años han dado resultados y el equipo logró ampliamente esos objetivos mencionados.