Inicio Deportes Argentina tropezó en el debut

Argentina tropezó en el debut

DERROTA ANTE AUSTRALIA POR LA PRIMERA FECHA DEL GRUPO C

El seleccionado Sub-23 de la Argentina perdió ayer frente a Australia por 2-0 en su debut en el Grupo C de los Juegos Olímpicos de Tokio, en un encuentro que se desarrolló en el Domo de la ciudad de Sapporo, y sembró un manto de dudas sobre sus chances de avanzar a los cuartos de final de la competencia futbolística.
Los goles de Australia fueron convertidos por Lachlan Wales a los 14 minutos del primer tiempo y por Marco Tilio a los 34 del segundo, mientras que el árbitro serbio Srdjan Jovanovic expulsó al final de la etapa inicial al defensor argentino Francisco Ortega.
A primer turno y en el mimo estadio, España y Egipto, rival de la Argentina el domingo próximo en Sapporo a las 4.30 de nuestro país, igualaron sin goles, por lo tanto Australia quedó como puntero del grupo con tres unidades.
El equipo australiano fue superior en todas las líneas. El albiceleste en algunos tramos del desarrollo tuvo el monopolio del balón, pero no por superó al adversario. Al seleccionado le faltó generación de juego, asociación entre jugadores para poder desequilibrar la defensa del rival, que solo sufrió con los remates desde afuera del área.
Esa fue la única vía mediante la cual la Argentina provocó algo de peligro en el arco adversario, con remates de Fausto Vera, uno de Ezequiel Barco que pegó en el travesaño y otro de Nehuén Pérez.
En la primera etapa Fernando Valenzuela, por derecha, acompañado por Hernán De La Fuente, fueron lo más claro de la Argentina, con esporádicas apariciones de Barco y escaso aporte de Alexis Mac Allister. La apertura del marcador llego con un desborde de King, superando a De la Fuente, y un centro rasante que conectó de zurda Wales quebrando la resistencia de Jeremías Ledesma.

Con uno menos.
En el final del primer tiempo un «pecado de juventud» dejó a Argentina con 10 hombre con la expulsión de Ortega. El marcador de punta velezano le hizo un innecesaria falta a Atkinson, quien le ganó siempre, y tras esa acción, a la espera del centro al área, volvió a ser amonestado por forcejear con un adversario y el árbitro, quizás con excesivo rigor, le mostró la tarjeta amarilla provocando la expulsión.
En el segundo tiempo Argentina volvió a poseer con el balón pero salvo algún arranque de Barco, de lo mejor del equipo, poco pudo hacer. Gaich se retrasó demasiado al no ser habilitado y en los minutos finales el equipo se revitalizó con el ingreso de Martín Payero, pero ya era tarde para milagros .
Los australianos tuvieron un par de chances previas al 2-0, con un cabezazo de Duke, un mano a mano que le tapó Ledesma a Wales, pero finalmente a 10 minutos del final Tilio, a los 60 segundos de haber ingresado, amplio la diferencia cara a cara ante Ledesma.
El equipo masculino de fútbol, que consiguió dos medallas doradas en Atenas 2004 y Beijing 2008, volverá a jugar dentro de tres días, en el mismo escenario ante Egipto.