Argentinos en Corea

COMENZARON LOS JUEGOS DE INVIERNO

La delegación olímpica argentina, compuesta por siete miembros y con el esquiador alpino Sebastiano Gastaldi como abanderado, desfiló ayer en la fría noche coreana de Pyeongchang, con dos grados bajo cero, en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno.
Los miembros del equipo “albiceleste” ingresaron al Estadio Olímpico con abrigos y gorros azules para combatir la gélida jornada en el país asiático.
Gastaldi fue secundado por su hermana Nicol, que competirá en la misma especialidad y también por los otros cinco integrantes del equipo: el neuquino Steven Williams (snowboard); Matías Zuloaga y María Cecilia Domínguez (esquí cross country), Matías Schmitt (snowboard slopestyle) y Verónica Ravenna (trineo).
Los XXIII Juegos Olímpicos de Invierno fueron inaugurados ayer y continuarán hasta el 25 de febrero con la participación de 3.000 atletas de 95 países que compiten en siete deportes.

Mensaje de paz.
Durante la ceremonia de inauguración de los Juegos, Corea del Sur y su vecino del norte se aliaron para lanzar un mensaje esperanzador, con las dos delegaciones desfilando juntas. Los casi 150 deportistas de ambos países, 22 de ellos de Corea del Norte, dieron la vuelta al estadio detrás de una bandera unificadora con el mapa de la península en azul sobre fondo blanco.
Durante toda la ceremonia hubo constantes guiños a la paz, como el tema Imagine de John Lennon, una oda a la convivencia, cantada por cuatro conocidos cantantes surcoreanos. “Declaro inaugurados los Juegos Olímpicos de Pyeongchang”, dijo Moon Jae-in, el presidente surcoreano, desde la tribuna.

Golpe a Rusia.
Durante la inauguración, detrás de una bandera con los cinco aros olímpica y bajo la denominación de Atletas Olímpicos de Rusia (OAR), desfilaron los casi 170 deportistas de este país a los que el COI ha permitido participar. Pocas horas antes de la ceremonia, la apelación de otros 47 deportistas rusos que deseaban participar en los Juegos fue rechazada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).
Esta suspensión, decidida el 5 de diciembre, es consecuencia de la puesta en práctica de un sistema de dopaje institucionalizado en Rusia, particularmente en los Juegos de Invierno de Sochi 2014.