Inicio Deportes "Así es difícil que el club continúe"

«Así es difícil que el club continúe»

TECNICO DEL CANARIO SOSTUVO QUE PELIGRA LA PARTICIPACION SI NO PUEDEN ENTRENAR CON NORMALIDAD

El Club Deportivo Uriburu se vio obligado a cesar los entrenamientos grupales a raíz de las restricciones que estableció el municipio. Ante la crecida de casos positivos de coronavirus, la Municipalidad decidió suspender de manera momentánea las actividades físicas y recreativas entre las que se incluye el fútbol. De esta manera el club debió suspender las actividades por segunda ocasión dentro del mes.
Ante esta situación el director técnico del Canario, Darío Di Lorenzo, trabaja y planifica de qué manera continuar con los entrenamientos, en este caso, haciendo hincapié en la parte física dividida en grupos.
«Estamos un poco amargados porque ya es la segunda vez que tenemos que parar», contó Di Lorenzo a LA CHUECA. «Intentamos buscar solución porque la amargura tiene que durar poco y nos tenemos que ocupar», agregó.
«Sentimos el impacto de la noticia, por segunda vez, y le buscamos soluciones», sostuvo el técnico que se vio molesto por perder algunas semanas de entrenamiento: «otro año sin fútbol en Uriburu sería muy malo».
La solución que encontró junto a su cuerpo técnico, por ahora, es realizar entrenamientos con el grupo de Santa Rosa pero lamentó el parate de la actividad. «Estamos trabajando como podemos sobre todo en lo físico», destacó.
«Nosotros tomamos todos los recaudos del protocolo, pero realmente se hace difícil poner un equipo competitivo de esta manera aunque se entiende la cuestión»

«Si esto continúa…»
Di Lorenzo dejó entrever que la Comisión Directiva del Deportivo Uriburu está analizando por estas horas la participación en el torneo de la Liga Cultural: «tal vez si se suspende una vez más será complicado que el club continúe».
«Nos afecta mucho y la dirigencia me contó que están pensando en la no participación. Si paran cada una semana es difícil y, por lo que me dijeron en el club, van a preferir no gastar plata y no hacer fútbol», dijo lamentándose y agregó: «eso significará estar parado un año más».
«Si sigue suspendiéndose va a ser imposible preparar el equipo para la competición», destacó el entrenador y agregó: «Los mismos jugadores se cansan y se van a otros clubes porque en Santa Rosa hay casos pero todo sigue funcionando».
El entrenador canario sostuvo que en este sentido se pierden dos semanas en un tiempo clave como es la última etapa de la pretemporada. «Falta un mes para el inicio del torneo que nosotros lo teníamos todo planificado», relató y sumó: «teníamos pensado los amistosos y si eso lo tenemos que retrasar no vamos a llegar al 28 como lo teníamos pensado».
Los clubes de la Liga Cultural tuvieron tiempo hasta anoche a las 20 para enviar la confirmación de la no participación aunque los equipos de la Primera B tendrán una semana más. El entrenador especuló con que, en caso de continuar la situación, la Liga no tendría problemas porque son razones de fuerza mayor: «de todas formas si por más que pasa el tiempo y en Uriburu siguen las restricciones, la Comisión va a aducir en la Liga que son razones de fuerza mayor».

Ser competitivo.
«Estamos armando un lindo grupo», cuenta esperanzado en poder disputar el torneo y realizar otra buena campaña. «En este momento se está terminando de formar el grupo y veremos si estamos para competir o no», narró y contó que Cristian Guardia, Ian Urquiza, Miranda, entre otros, serán refuerzos para este año.
Di Lorenzo contó que cuenta con un plantel de 26 jugadores aunque tres o cuatro, por cuestiones laborales, recién se incorporarán dentro de 15 días.
«Lo más importante para mí es que todos entrenen», destacó el DT. «Todos están bien entrenados en lo físico y en lo táctico y, en mi opinión, te puede llevar a ser un equipo competitivo», destacó.

«Salir fortalecidos».
El director técnico canario contó que el objetivo es «salir fortalecidos de esta situación» aunque destacó que «es muy difícil». «Lo que pasa, además, es que si siguen suspendiendo va a ser imposible mantener el grupo», dijo y agregó: «Por lo que me dijeron la suspensión es de una semana pero es la segunda: nos cortaron una semana, volvimos tres días y nos volvieron a cortar».