Inicio Deportes Atletas gestionan una pista para Pico

Atletas gestionan una pista para Pico

Una pista de atletismo de uso público para General Pico. Ese es el objetivo que se propuso alcanzar un grupo de atletas de la ciudad, y para el que ya se están moviendo con gestiones en el ámbito municipal. «Sería muy importante para chicos y grandes tener un lugar adecuado para realizar la actividad», comentó ayer a LA CHUECA Mariano Martín, uno de los impulsores de la iniciativa junto al equipo que encabezan Alexander Villegas y Yésica Tomaselli y a otros grupos de ‘runners’ piquenses.

La intención, explicó Martín, es brindarle a toda la comunicad un espacio para entrenar en el día a día, además de dotar a la ciudad de un lugar para que los jóvenes que recién arrancan con el atletismo puedan desarrollarse con las comodidades necesarias.

«Nosotros somos un grupo de unas 65 personas que habitualmente salimos a correr y a hacer pasadas en el paseo de la calle 21, a la vera de las vías, y así hay varios grupos más que tampoco cuentan con un lugar para realizar la actividad», explicó el atleta. «Lo que se busca es contar con una pista que permita realizar estas pasadas y especialmente para la gente joven que está comenzando», agregó Martín en referencia a la flamante Escuela Deportiva de Atletismo, creada a partir de un programa del Gobierno nacional.

En el autódromo

«El lugar elegido, que sería el ideal porque ya había un óvalo marcado de 400 metros de longitud, es el espacio donde se iba a hacer la pista de motocross en el viejo autódromo», sintetizó Martín con respecto al sector del predio municipal que desde hace unos años están sin actividad.

«Ya enviamos las correspondientes notas a la intendenta (Fernanda Alonso) y al Concejo Deliberante, y somos optimistas con que la iniciativa puede tener éxito», añadió el corredor, que desde hace tres años se sumó a un grupo de runners y descubrió una actividad que hoy convoca a cientos de piquenses cada semana.

«Hay mucha gente que hace atletismo de manera amateur, como nosotros, y muchos chicos que están arrancando, pero no hay en la ciudad una pista de uso público. Por eso creemos que este lugar es ideal», destacó Martín con relación al predio ubicado en la intersección de las calles 25 y 500, donde de prosperar esta idea se construiría la primera pista comunitaria de la ciudad.

Además, el atleta remarcó que el sector donde está el óvalo «no necesita de mucho trabajo para ponerlo a punto», y adelantó que si el municipio no puede hacerse cargo de la limpieza, ellos mismos se ofrecieron para dejarlo en condiciones. «No es necesario hacer una gran inversión, al menos para arrancar. Hay que sacar los yuyos, emparejar y empezar a correr», explicó, y añadió que además de la pista propiamente dicha, muchos atetas o vecinos podrían utilizar otros sectores del predio, como la vieja pista de autos, para recorrer distancias largas o caminar.

Finalmente, Martín recordó que una de las metas de la municipalidad es realizar un ecoparque en ese predio, y en ese sentido dijo que si en el futuro esa obra se llevara a cabo, la pista podría quedar incluida, tal cual ocurre en Santa Rosa con el Parque Don Tomás.

«La pista puede quedar en el proyecto, sin dudas, pero si no fuera así, al menos podríamos utilizarla ahora y nos daría tiempo para buscar otro lugar. Lo importante sería contar ahora con ese lugar para poder desarrollar bien el deporte, especialmente los chicos y chicas que recién empiezan en la escuela», concluyó.

Un lugar para la escuela

A través del programa Escuelas Deportivas Argentinas (EDA), creado recientemente por Nación e implementado en todo el país a través de las autoridades deportivas provinciales y las federaciones, General Pico cuenta con una flamante Escuela de Atletismo.

El espacio está a cargo de Alexander Villegas y Yésica Tomaselli, runners y estudiantes de Educación Física, quienes lo pusieron en funcionamiento hace un par de semanas, cuando el contexto de la pandemia de coronavirus lo permitió.

La escuela, que es gratuita y destinada a atletas de entre 11 y 17 años, comenzó a funcionar con una quincena de jóvenes que irán adquiriendo los conocimientos sobre las diferentes disciplinas de pista y campo.

«Uno de los objetivos de contar con la pista de atletismo es que estos chicos y chicas que están arrancando puedan contar con un lugar adecuado para entrenar», explicó Mariano Martín, uno de los impulsores de la iniciativa, y destacó que el espacio serviría no solo para correr, sino también para hacer saltos y lanzamientos.

«Es una pena que en una ciudad que tiene tanta gente que se vuelca a correr o caminar no tengamos una pista. Y ahora que está esta escuela mucho más, porque los jóvenes necesitan un lugar», cerró.