Inicio Deportes Atletas pampeanos en "carrera virtual"

Atletas pampeanos en «carrera virtual»

MAS DE 6.000 CORREDORES DE TODO EL MUNDO PARTICIPARON DE UNA INICIATIVA SOLIDARIA

En el patio, en una cinta de correr, en el pasillo, en la terreza, en el jardín, en el garage, en escaleras, dentro de casa, en un balcón, en la habitación, en el gallinero. Un total de 6.550 corredores de todo el mundo participaron de la primera carrera virtual realizando más de
67.500 kilómetros.
Entre los más de seis mil competidores hubo varios pampeanos que dijeron presentes: Sebastián Martino, que completó 21 kilómetros en el jardín; Patricia Ramírez, que corrió 5 kilómetros en el pasillo de su casa; Lucas Cheme Arriaga, que completó 5 kilómetros en el patio; Estela Velásquez, que decidió correr 7 kilómetros en la terraza; Sergio Molina y Darío Minutta, quienes corrieron 5 kilómetros en el jardín; y Fabián Herlein, que en su caso decidió completar 30 kilómetros en el jardín. Sin dudas que no importaba dónde, ni cómo. El objetivo era correr.
«A la mañana cuando coloqué el dorsal en la camiseta tuve ese gustito, como si fuese a correr una carrera de verdad». Así arrancaba el día; así se vivió otra de las tantas carreras. Nos dejó sensaciones que jamás olvidaremos. Esta pandemia nos ha arrebatado el privilegio de juntarnos para correr en montañas o en el llano y se está llevando a muchas personas», comentó Martino, uno de los pampeanos que se sumó a esta carrera.
La iniciativa internacional surgió a través de un grupo de corredores españoles de montaña de larga distancia, entre ellos Pau Capell, Tòfol Castanyer y Kilian Jornet, y el periodista español Albert Jorquera, quienes pensaron que «sería una buena idea juntarnos y correr una carrera virtual a la vez dentro de casa. Los corredores de ultratrails amamos pasarnos largas horas corriendo en la montaña, pero queríamos poner de relieve que durante esta cuarentena lo más importante es salir lo mínimo de casa y ayudar a frenar el Coronavirus». Y con ese estímulo organizaron el «#YoCorroEnCasa Challenge.
El objetivo era agrupar al máximo número de personas haciendo deportes en sus casas, ya
que estudios científicos dejan claros sus efectos sobre la actividad de nuestras defensas y
aumentan la salud metabólica, además de ayudarnos mentalmente a superar esta situación.
La carrera virtual, más allá de ser un punto de encuentro entre atletas de distintos lugares del planeta tierra, persiguió un fin solidario, ya que cada participante cuando se inscribía debía realizar una donación voluntaria, cuyo valor mínimo era de cinco euros. Todo lo recolectado será donado a #YoMeCorono, el equipo de médicos e investigadores españoles que ha empezado un ensayo clínico pionero, para definir qué fármacos servirán para tratar de manera inmediata a los infectados, prevenir el contagio en sus contactos y buscar una vacuna contra el virus. En total se han conseguido más de 82.940 euros.
«Esta pandemia nos ha arrebatado el privilegio de juntarnos para correr en las montañas
y se está llevando a muchas personas, pero no estamos dispuestos a rendirnos, vamos a luchar todos juntos para frenarla y a pelear para seguir haciendo lo que nos apasiona», destacaron los organizadores de esta particular iniciativa, que reunió a más de 6.000 corredores.
«Sin duda esta carrera virtual ha sido un éxito total por conseguir juntar a tanta gente con un mismo fin, donar dinero a #YoMeCorono y lanzar un mensaje de responsabilidad social, nuestro deber como ciudadanos es quedarnos en casa para ayudar a los que están en primera línea en estos momentos», resaltaron los organizadores.
La competencia virtual fue transmitida durante tres horas por un canal de youtube de los organizadores, donde especialistas iban brindando distintos consejos a lo largo de la transmisión.

100 kilómetros en el patio.
El bonaerense Mariano Nieto hace un año le puso un ‘stop’ a las competencias de calle para volcarse a una disciplina que le venía dando vueltas en la cabeza: las ultras. Estas son carreras de montaña de distancias que generalmente van desde los 70 hasta los 160 kilómetros, representando un desafío extra para cada participante. Tenía previsto competir en las 100 Millas (160 kilómetros) de la Ultra Amanecer Comechingón. Sin embargo, la pandemia del coronavirus obligó a la postergación de la misma y todas las horas de entrenamiento, por ahora, quedaron en stand by. Es por eso que, después de hablarlo con su equipo de trabajo, tuvo una idea: correr una ultra alrededor de su pileta. El sábado, a las 8 comenzó a girar en un improvisado circuito de 65 metros. Una vuelta, diez vueltas, cien vueltas, mil vueltas… En total fueron más de 1.500 hasta completar con la distancia que se propuso: 100 kilómetros en un tiempo final de 7h04m21s, a un promedio de 4m15s por kilómetro. «En las pruebas decidimos utilizar la función para Montaña del reloj, que te calcula tu ritmo en relación con tu cadencia. En la montaña hay bosques o montes donde no llega la señal del satélite, entonces hace el cálculo de su cuenta usando esos parámetros. En cambio, el modo común era más impreciso: en partes me decía que venía a un ritmo de 3:30 km/h y en otros, que estaba parado. Pero en modo Trail fue perfecto: no es 100% exacto, pero un más de un 95% sí», comentó el atleta en declaraciones al diario Olé.