Bélgica lo remontó a puro gol

JAPON ESTUVO A PUNTO DE CONCRETAR UNA NUEVA SORPRESA MUNDIALISTA

Luego de remontar un partido espectacular y con un gol en tiempo de descuento de Chadli, Bélgica venció ayer a Japón por 3-2 en el Mundial de Rusia y jugará el viernes un electrizante duelo de Cuartos de Final contra Brasil.
Un tiro cruzado de Genki Haraguchi abrió el marcador apenas iniciado el complemento y enseguida Takashi Inui rubricó el 2-0 con un disparo desde la frontal.
Pero Jan Verthongen acortó distancias, Marouane Fellaini igualó de cabeza y Nacer Chadli hizo el gol de la victoria a los 93 minutos, al finalizar un cotragolpe de manual que evitó la concreción de una nueva sorpresa en este Mundial.
Ahora, los belgas -que estarán por tercera vez en unos cuartos de final de un Mundial tras México 1986 y Brasil 2014- enfrentarán el viernes desde las 15 a Brasil, vencedor 2-0 ante México (ver página 21).
De todas maneras, y pese a la remontada espectacular, Bélgica, que vive este Mundial como la última oportunidad para una generación de oro, sufrió hasta el último minuto ante unos nipones que con dos zarpazos hicieron temer a los Diablos Rojos por su clasificación.
Los japoneses dificultaron de inicio el juego belga con su presión arriba buscando al hombre con el balón, hasta que Kevin de Bruyne y Eden Hazard empezaron a mover la pelota hacia adelante, donde Romelu Lukaku fue la referencia.
Pero cuando los Diablos Rojos buscaban a su delantero estrella, éste no podía con la defensa nipona, que se resistió hasta la mitad del complemento. A partir de allí, las individualidades de Bélgica hicieron lo suyo y terminaron llevándose el partido.

Golpe y contragolpe.
El partido se encendió en el complemento. Japón apenas tardó tres minutos en poner el encuentro a su favor con un pase filtrado de Gaku Shibasaki a Haraguchi, que llegó hasta el área para batir de tiro cruzado a Courtois. Bélgica respondió con un tiro al palo de Hazard, pero enseguida Inui hizo el 2-0 con un disparo frontal.
Con dos tantos en contra, Bélgica, tras unos minutos de desconcierto, se fue con todo para adelante. El técnico Roberto Martínez movió el banco con la entrada de Chadli y Fellaini, y con el empuje de ambos cambiaron el partido.
Primero fue Verthongen, con un cabezazo afortunado que se coló por arriba, el que recortó distancias. El tanto dio alas a los belgas, que lo empataron con un cabezazo de Fellaini.
Y cuando parecía que se iban a la prórroga, un tiro libre a favor de Japón terminó en gol de Bélgica: Courtois sacó un contraataque rápido que encabezó De Bruyne, continuó en Meunier y acabó con un pase al área que Lukaku dejó pasar sólo para que Chadli apareciera haciendo el 3-2, evitando la prórroga y metiendo a los Diablos Rojos en cuartos de final.