Belgrano cumplió y respira más aliviado

El Tricolor hizo su tarea al vencer por 1-0 al golpeado elenco neuquino y se escapó cuatro puntos de la zona de descenso. Jorge Romero marcó el único gol. El domingo visitará a Ferro en el clásico y si gana podría animarse a más.
General Belgrano cumplió ayer con su trabajo al superar por 1-0 al colero y casi descendido Alianza de Cutral Có, en uno de los partidos correspondientes a la quinta fecha de la Reválida por la Zona "A". Jorge Romero, a los 36 minutos del primer tiempo, marcó el único gol del partido jugado ante regular cantidad de público en el estadio Nuevo Rancho Grande de Villa Alonso.
Con este resultado, Belgrano se escapó a cuatro puntos de la zona de descenso, mientras que en la otra tabla quedó segundo en la Reválida, por lo que hoy no solo estaría manteniendo la categoría, sino que también se estaría clasificando a la próxima fase del certamen, en la que se peleará por el segundo ascenso a la Primera B Nacional.
En la próxima fecha, el elenco dirigido por Patricio Mac Allister visitará a Ferro de General Pico en el clásico pampeano, y un resultado positivo en el Coloso del Barrio Talleres podría darle el empujón definitivo para que esta buena racha (sumó siete de los últimos nueve puntos) se prolongue y comiencen a esfumarse los fantasmas del descenso.
De todas maneras, el Tricolor aún debe quedar libre y tiene que jugar otros siete partidos, por lo que más allá de los últimos buenos resultados, hoy lo que reina es la calma y la cautela en Villa Alonso.

Sólo un gol.
La diferencia de actualidad entre Belgrano y Alianza comenzó a sentirse aún antes del inicio del partido, cuando se supo que los neuquinos habían viajado solamente con 14 jugadores (once titulares y sólo tres suplentes). Es que la crisis en los de Cutral Có no es sólo deportiva, sino también institucional, a tal punto que con el descenso en puerta y los problemas económicos ya se han alejado algunos jugadores y van por el cuatro entrenador en la temporada.
Ya en la cancha, la postura de Belgrano de ahogar a los visitantes desde el minuto inicial hizo aún más evidentes las distancias entre uno y otro. Igualmente, el Tricolor no supo convertir las muchas situaciones de gol que creó, y terminó el partido apenas con un gol de diferencia y sufriendo por un cabezazo de Alianza que dio en la parte alta del travesaño cuando finalizaba el pleito.
La movilidad de Romero y Kevin Genaro en ataque, la categoría de Luciano Guaycochea para distribuir, y principalmente las trepadas constantes de Cristian Vázquez y Lucas Carrasco fueron las principales armas ofensivas del Tricolor en la primera parte, en la que logró generar mucho pero convertir poco.
Del otro lado, Alianza se mostró endeble en todas las líneas, con un equipo joven y en el que solamente se destacó la figura del pampeano Daniel Gómez, quien las pidió a todas, aguantó la pelota cuando la tuvo y buscó socios permanentemente, aunque casi nunca los encontró.
Un par de cabezazos de Romero y un remate de Genaro que se fueron desviados; una llegada de Vázquez, otra de Carrasco y una más de Javier De Olivera que fueron tapadas por el arquero Lener Gallegos; fueron golpeando la puerta del gol. El grito, finalmente, se sintió a los 36 minutos, cuando Romero anticipó a todos para peinar un centro medido de Guaycochea y mandar la pelota a la red.

Sólo un susto.
En el complemento el dominio local continuó desde el minuto inicial, cuando Martín Priotti amontonó rivales para entrar al área y sacar un remate que dio en el travesaño. Unos minutos después, Guaycochea cabeceó tras un centro de Carrasco (de lo mejor de la cancha) y el balón fue a parar al palo.
Alianza nunca reaccionó, salvo por algunos arranques de Gómez, que seguía sin encontrar interlocutores válidos para su juego. De todas maneras, Belgrano se fue apagando al tiempo que la visita bajaba los brazos, y el trámite se tornó intrascendente.
A tal punto el Tricolor se relajó, que cuando iban 42 minutos sufrió la única llegada de la tarde de su rival. Julio Lezcano rechazó muy mal, Brian Poblete tomó la pelota en la derecha y sacó un centro para la entrada de Darío Villagra, que cabeceó defectuoso y la pelota dio en el "techo" del travesaño.
Cuando el alma volvió al cuerpo de los locales, el árbitro ya había dado por concluido el juego. Fue medido el festejo, porque ganaron un partido que estaban "obligados" a conseguir, pero que puede abrir una puerta para escapar definitivamente de la zona roja.

"Se vienen dos partidos decisivos".
"Necesitábamos salir de esta situación, por suerte llevamos tres partidos con buenos resultados y estamos muy contentos por eso", reflexionó el lateral Lucas Carrasco, uno de los mejores de la tarde ayer en el triunfo de Belgrano sobre Alianza por 1-0.
"Podríamos haber ganado por más goles, pero son partidos y se hace lo que se puede. Lo importante era ganar", agregó el joven jugador, al tiempo que reveló que el entrenador Patricio Mac Allister les pidió "presionar a rival de entrada y no dejarlo respirar", algo que lograron principalmente en el primer tiempo.
Carrasco explicó que "era una carga" el hecho de tener que vencer sí o sí a un rival golpeado como Alianza, y aseguró que las dos próximas presentaciones, ante Ferro de Pico y Gutiérrez de Mendoza, serán claves. "Se vienen dos partidos decisivos; con Ferro es un clásico, un partido aparte, y después Gutiérrez, que está ahí nomás de nosotros. Esperemos seguir así", cerró.