Belgrano mira a todos desde arriba

El equipo de Villa Alonso fue superior por su orden, por la categoría de sus individualidades, por su preponderancia física y por su momento anímico. El 5-0 final, frente al juvenil Depo, lo dejó solo en lo más alto a falta de cuatro fechas.
General Belgrano goleó ayer como local por 5-0 al Deportivo Mac Allister y, aprovechando la derrota del Deportivo Anguilense ante Guardia del Monte de Toay (ver página 30), quedó como único puntero de la Zona Norte, luego de disputarse la séptima fecha del Torneo Clausura de la Liga Cultural de fútbol.
Dos goles del voluntarioso Alan Murialdo, uno de Heber Casanova, otro de Darío Seip y el restante de Tomás Altamiranda le permitieron al equipo dirigido por Juan Carlos Almada sacar tres puntos de ventaja cuando faltan cuatro fechas para que finalice el Clausura. Para el Depo, en tanto, la derrota le hizo perder valioso terreno en la lucha por ingresar a la zona de repechaje para intentar clasificar al Provincial.
El orden en todas las líneas, la categoría de sus individualidades, la superioridad física y el gran momento anímico por el que atraviesa por la expectativa generada en torno al Torneo Federal “A”, le permitieron al elenco de Villa Alonso vencer sin mayores inconvenientes al juvenil equipo visitante, que tuvo su momento promediando el primer tiempo, pero no supo aprovecharlo.

Madrugó.
El trabajo de Belgrano se simplificó en los segundos iniciales del partido, porque antes del minuto de juego ya estaba arriba en el marcador, tras una jugada típica de este equipo y que luego se sucedió a lo largo de todo el encuentro: pelota cruzada al área de Diego Domínguez, Lucas Del Río la bajó y Murialdo, ingresando por el palo opuesto, la empujó a la red. La ventaja llenó de confianza a los locales, que insistieron con sus corridas por las bandas con Domínguez y Alexis Uhaldegaray, y con los envíos largos para sus dos torres de área.
Sin embargo, los chicos de Santiago Alou le pusieron el pecho al mal inicio y con mucha hombría se hicieron cargo del partido, hasta llevarlo al terreno que más les convenía. Michel Miranda fue encontrando poco a poco un lugar a espaldas de Leandro Bonivardo, y desde allí se las ingenió para recibir en soledad y habilitar a sus compañeros en un par de oportunidades, generando riesgo para el arco de José Urigüen. Sin embargo, fallaron en las dos más claras: primero, Urigüen atoró a Diego Sereno en un mano a mano, y luego Seip llegó a desviar un remate franco de Antú Hernández.
Tras esos minutos que no supo aprovechar la visita, el local volvió a hacerse fuerte en todas las líneas y, pese a que se fue a los vestuarios con la ventaja mínima, lo hizo sintiéndose dominador. Es que Seip se convirtió en caudillo sacando todo desde el fondo; los volantes presionaron más de cerca a los chicos rivales; mientras que los delanteros volvieron a hacer prevalecer su fortaleza para llevar el juego a su favor.

Goleada.
En el inicio de la segunda parte, Almada decidió darle descanso a Del Río pensando en la preparación para el Federal “A”, y la jugada le salió de la mejor manera, porque el ingresado Casanova puso el 2-0 en la primera que tocó. Iban apenas 6 minutos cuando Murialdo peleó una pelota en el medio y le dio vía libre a una contra que manejó Uhaldegaray por derecha y terminó Casanova empujando al gol en el área chica.
Los juveniles de Mac Allister se sintieron en partido más por sus ganas que por lo que mostraba el juego, y cerca estuvieron de descontar con un remate de Nicolás López que se fue apenas desviado. Pero la realidad en cancha marcaba que Belgrano tenía todo controlado.
Además, a los 15 minutos Tomás Altamiranda jugó rápido un tiro libre para Luis Guiñazú, que envió el centro al área y encontró la cabeza de Seip, que en soledad logró el 3-0. A partir de allí fue todo del local, que pudo aumentar rápidamente con Domínguez y Casanova, pero que recién logró el cuarto a los 35: Moslares le tapó un remate a Casanova, el mismo delantero capturó el rebote y envió un centro rasante que empujó Altamiranda arrojándose al piso.
Para el final quedó el segundo gol personal de Murialdo, que marcó con un cabezazo tras desborde y centro de Altamiranda. Así, con un 5-0 contundente, el Tricolor quedó como único líder de la Zona Norte y afronta la recta final del Clausura con el ánimo por las nubes.