Inicio Deportes Benavides superó una caída, ganó y lidera en la general

Benavides superó una caída, ganó y lidera en la general

LOS ARGENTINOS FIRMES TRAS LA QUINTA ETAPA DEL DAKAR

El piloto argentino Kevin Benavides (Honda) se sobrepuso a un accidente, ganó la quinta etapa del Rally Dakar 2021 entre las ciudades árabes de Riyadh y Al Qaisumah y se transformó en el nuevo líder de la clasificación general de motos.
El salteño, de 31 años, recorrió los 456 kilómetros cronometrados en 5 horas 9 minutos y 50 segundos y llegó un minuto por delante del chileno José Ignacio Cornejo (Honda), escolta en el parcial y tercero en la global.
El australiano Toby Price (KTM), ganador de la edición de 2019, completó el podio del día, a 1 minuto y 20 segundos del argentino.
En el kilómetro 330, Benavides tuvo una caída y sufrió un fuerte golpe en su nariz que, de todos modos, no le impidió para redondear su mejor jornada en el quinto Dakar personal.
Kevin persigue el sueño de ganar el tradicional rally después de clasificarse cuarto en 2016, segundo en 2018, quinto en 2019 y 19no. el año pasado.
El piloto del equipo Monster Honda Energy comanda la clasificación general con un tiempo acumulado de 20 horas, 15 minutos y 39 segundos, con ventaja de 2m.31s. respecto del francés Xavier de Soultrait (Husqvarna).
Su hermano menor, Luciano Benavides (Husqvarna), de 25 años, cayó del séptimo al décimo puesto de la clasificación, al terminar este jueves en el decimotercer lugar del tramo.
Cinco puestos por detrás llegó el mendocino Franco Caimi (Yamaha), que a su vez es decimosexto en la
acumulada de la categoría.

En «cuatri» también.
La división cuatriciclos también tiene control argentino, ya que el defensor del título, el cordobés Nicolás Cavigliasso (Yamaha), consiguió su segunda victoria en esta edición y amplió notoriamente su ventaja en la general.
El piloto de General Cabrera saltó el miércoles a la punta con una exigua ventaja de 9 segundos sobre el francés Alexandre Giroud (Yamaha), que ahora se ubica tercero a una diferencia de 47m.23s. después de llegar cuarto en la etapa 5.
El lobense Manuel Andújar (Yamaha), ganador del segmento del miércoles, terminó ayer en el segundo lugar de la prueba y también quedó como escolta en la tabla acumulada con diferencia de 23m.48s.
Cuatro de las cinco etapas del Rally fueron ganadas por cuatriciclos al mando de un argentino: Pablo Copetti, que corre con licencia estadounidense, se impuso en el segmento del lunes; Cavigliasso lo hizo el martes y ayer; mientras que Andújar lo consiguió el miércoles.
Copetti, por su parte, ocupa la quinta posición luego de firmar el mismo puesto en el tramo Riyadh-A Qaisimah.

Sube Orly.
En autos, el mendocino Orlando Terranova quedó por primera vez entre los diez primeros y saltó del undécimo al octavo puesto de la general, que lidera «Monsieur Dakar», el francés Stéphane Peterhansel, ganador de trece títulos en el rally más extremo del mundo.
Con su Mini del X-Raid Team, Orly Terranova llegó séptimo en la etapa de ayer con un tiempo de 5 horas, 18 horas y 49 segundos, a 9m.24s. del ganador del día, el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota).
En el segundo puesto arribó su compatriota Brian Baragwanath (Century), con 58 segundos de retraso, y en el tercero Peterhansel, que llegó a 2 minutos y 25 segundos del ganador.
El multicampeón francés supera en la general al qatarí Nasser-Al Attiyah en 6 minutos y 11 segundos, y al español Carlos Sainz, en 48 minutos y 13 segundos.
Hoy se concretará la sexta etapa, previa al día de descanso, con un recorrido de 618 kilómetros (485 de especial), entre Al Qaisimah y Hail.
El Rally Dakar 2021, compuesto de doce etapas, se celebra en Arabia Saudita por segundo año consecutivo, tras desarrollarse en Sudamérica desde 2009, cuando dejó el territorio africano por razones de seguridad. (Télam)

«Esto no es el Dakar»
El piloto español Carlos Sainz (Mini), uno de los máximos exponentes del rally mundial, reconoció ayer sentirse «desmoralizado y disgustado» por la nueva «filosofía de entender la carrera del Dakar, donde todo el mundo está perdido», tras concluir ayer la disputa de la quinta etapa.
«Estoy desmoralizado y disgustado por el rally, porque parece más una yincana (prueba de ingenio) que un raid. Llevo corridos catorce Dakar y nunca en mi vida me había perdido dos días durante media hora. Pero estaba todo el mundo así. Esto no es el Dakar», lamentó Sainz en declaraciones que reprodujo la agencia de noticias DPA.
El madrileño, que volvió a perder tiempo a propósito de lo que mencionó, apuntó que este año «hay otra filosofía de entender» la carrera. «Y a mí personalmente no me gusta porque el protagonista es el copiloto, ya que hay que andar despacio para entender un cruce. Es otro concepto. Los que van adelante se ve que lo entendieron mejor que yo», subrayó.
«Por eso debo decir que sobre gustos no hay nada escrito y yo solo expreso mi opinión. Y no lo digo porque me vaya mal, sino por la sensación de ir a dos kilómetros por hora para encontrar un camino que casi no se ve. En temporadas anteriores esos sitios estaban especialmente señalados para no perderse, pero ahora hay otra filosofía que hay que aceptar e interpretar también», se lamentó. (Télam)