viernes, 25 septiembre 2020
Inicio Deportes Benjamín Ambrosio continuará su carrera tenística en Estados Unidos

Benjamín Ambrosio continuará su carrera tenística en Estados Unidos

Benjamín Ambrosio (19 años), uno de los jóvenes tenistas más importantes que tiene actualmente esta provincia, entrena en distintas canchas de esta ciudad pensando en que debe mantener su nivel para cuando en enero del año que viene desembarque en Estados Unidos, en donde continuará su carrera deportiva.
Ambrosio comenzó a jugar al tenis a los cuatro años en el club Estudiantes de esta ciudad; a los 14 se instaló solo en Buenos Aires para mejorar su juego y recientemente fue becado por una universidad de Louisiana State University, a la que representará en los torneos de ese país.
El jugador pampeano inició el año mejor de lo esperado: ganó en enero su primer punto ATP al superar la primera ronda de la Pre Qualy M25 Fure, en las canchas de Hurlingham Club de Buenos Aires, luego llegó la pandemia del coronavirus y se tuvo que replantear su futuro.
«Si bien la pandemia no me permitió seguir jugando torneos, en una temporada que había tenido un excelente comienzo, la cuarentena me benefició para terminar de decidir mi futuro. Desde el año pasado venía recibiendo propuestas de becas, y me incliné por la Universidad de Louisiana», contó.
Benjamín se tuvo que ir a vivir a Buenos Aires con apenas 14 años. Primero entrenó en la academia de Pilara Tenis Club, a cargo de Gustavo Luza y Gabriela Sabatini, y después pasó a Olguín Tenis de Vicente López, con el entrenador de Diego Schwartzman.
-¿Cómo fueron los primeros años en Buenos Aires?
-Los primeros años en Buenos Aires fueron duros. Con un enorme esfuerzo de mis padres, me fui para poder seguir creciendo y mejorar el nivel. Gané torneos en diferentes categorías y si bien no pude disputar la etapa mundial junior (Sub 16) por falta de plata, terminé tercero en el ránking nacional y segundo en dobles.
-¿Cuándo sentiste que podrías ser profesional?
-Luego de terminar tercero a nivel nacional, jugué torneos Topserv, que son los profesionales de la Argentina, enfrentando a tenistas mayores. Logré adaptarme, gané algunos torneos y me di cuenta que podía ser profesional. El siguiente paso fueron los Futures, también torneos profesionales que se realizan en Argentina y otros países; y que otorgan puntos para el ATP.
-Este año ganaste tu primer punto ATP. ¿Qué significó ese momento?
-Fue una gran alegría ganar el punto. Superé al brasileño Joao Pedro Sorgi por 6-3 y 7-5, y llegué a los octavos de final en Hurlingham. Superar a este tenista experimentado fue un empujón importante en mi carrera.
-¿En qué consiste la beca en Estados Unidos?
-La Universidad Louisiana me da una beca para estudiar y jugar. No tengo que pagar casi nada, hasta me dan las raquetas. Esta es una buena opción para seguir jugando, mis padres no me pueden ayudar más. En Estados Unidos tengo pensado estudiar Sport Management.
-¿Qué torneos vas a jugar en Estados Unidos?
-En ese país, el año se divide en etapas. Por ejemplo, de enero a mayo disputaré torneos por equipos para la universidad. Y en las vacaciones quiero ahorrar dinero para viajar por distintas partes de Estados Unido y seguir con las competencias. Sueño con poder algún día vivir sólo del tenis. Lo máximo será entrar en los mejores 100 del ránking mundial. Aunque si logro estar dentro de los 300, es muy valioso porque significa que estaré en condiciones para darle batalla a cualquiera de los que disputan los ATP.
-¿Cómo te definís como jugador?
-Me considero un luchador del tenis. Soy aguerrido, nunca doy por perdido ningún partido. Me mejor arma es el saque y el golpe de derecha, y mi punto flojo es el mental. Tengo que aprender a confiar en mí y sentirme fuerte.
Actualmente Ambrosio practica en diferentes canchas de Santa Rosa. «La idea es mantener el nivel. En los entrenamientos me da una mano mi hermano, que también jugó al tenis. Y voy al gimnasio de La Caleta, y a su vez estudio inglés de forma online».

Un par de zapatillas
Benjamín Ambrosio dijo que en todos los años que estuvo jugando a nivel nacional, en torneos más importantes del país y ocupando los mejores lugares del ránking de tenis, se cansó de golpear puertas y que sólo recibió como ayuda un par de zapatillas.
Ambrosio comentó: «Tanto mi papá como mi mamá se cansaron de golpear puertas, y en deportes de la provincia nunca nos ayudaron, siempre pusieron como excusa que no lo podían hacer porque no hay Federación de Tenis, como si yo tuviera la culpa».
«Sólo me ayudaron con un par de zapatillas. Recuerdo que cuando era junior y estaba tercero en el ránking, no me dieron bolilla. Este año también pedí ayuda, y la respuesta siempre fue la misma», indicó.
Opinó que en La Pampa al tenis nunca se lo tuvo en cuenta, por la experiencia que lo tocó vivir, y espera que la historia no se repita con otros jugadores. «Aconsejo a que organicen la Federación Pampeana, para que el tenis pueda ser reconocido».