Inicio Deportes Boca ganó y quedó como único puntero

Boca ganó y quedó como único puntero

SUPERLIGA: EL DEBUT DE MARADONA EN GIMNASIA FUE OPACADO POR EL CAMPEON RACING

Boca Juniors fue efectivo anoche y derrotó 1-0 a Estudiantes de La Plata, en La Bombonera, para tomar la punta en soledad de la Superliga, en la continuidad de la sexta fecha.
Con un tempranero gol de Emanuel Reynoso, con la colaboración del arquero Mariano Andújar, el Xeneize dio el salto a la cima y superó por una unidad a San Lorenzo, su próximo rival, y Talleres de Córdoba. Estudiantes, en tanto, sumó su tercera caída consecutiva y se complica en la tabla de los promedios.
El gol de la victoria parcial lo marcó el mediocampista Emanuel Reynoso, a los 3 minutos del primer tiempo, tras capitalizar un rebote dado por el arquero Mariano Andújar.
El Xeneize encontró el gol rápido porque sacó provecho de un error del guardavalla rival. Iban 3 minutos cuando Mac Allister probó desde lejos y Andújar respondió, pero se la dejó peligrosamente a Reynoso, quien tocó por un costado y anotó el 1-0. Después, Estudiantes tuvo dos chances clarísimas para igualar, pero falló.
El mejor de Boca siguió siendo Villa en la etapa complementaria y el arquero le sacó un mano a mano. Enseguida respondió Estudiantes de contra, pero otra vez Federico González no estuvo lúcido para empalmarla de primera de frente al arco.
Sin jugar bien, Boca justificó la victoria por el desequilibrio de Villa y los chispazos de Reynoso y Mac Allister. Otra buena oportunidad para ampliar la tuvo Soldano, con un disparo que salió apenas afuera.
Milito agrupó gente ofensiva y, en 29, Retegui definió sobre Andrada y Weingandt salvó justo y la envió al córner. En la siguiente, el que se lo perdió por el venezolano Hurtado al elevar el remate. Tevez también dilapidó otra oportunidad a los 39, al tirarla afuera al quedar solo frente a Andújar.
El tramo final fue favorable al local, que controló el juego y el resultado ante un Estudiantes que se lo perdió en la última con Ángel González.

El gran debut.
Diego Armando Maradona debutó ayer como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata con una derrota ante el vigente campeón de la Superliga, Racing Club, por 2-1 en el Bosque platense, que se vistió de fiesta para recibir al ídolo pero sufrió por la quinta caída consecutiva en las seis fechas jugadas en la temporada.
El Lobo de Maradona empezó perdiendo por el gol de Diego González a los 36 minutos del primer tiempo luego de un grosero error del arquero Alexis Martín Arias, lo pudo empatar a los 6 del segundo tiempo a través de Matías García pero inmediatamente, a los 8, Matías Zaracho convirtió el gol que amargó el debut de Maradona.
Gimnasia sufrió la quinta caída y con apenas un punto se mantiene en la última posición de la Superliga aunque salió del fondo en la tabla de los promedios del descenso por la derrota de Central Córdoba de Santiago del Estero.
Racing, en tanto, consiguió su segunda victoria en el campeonato y con nueve puntos ya se acerca a los primeros diez puestos luego de un arranque complicado.
El equipo de Maradona fue voluntarioso en todo momento, pero no le alcanzó con eso. A Diego se lo vio participativo durante los 90 minutos, gesticulando a su estilo y dando indicaciones permanentemente.
Maradona ya había advertido que no era un «mago» y este partido confirmó que tendrá que trabajar en un equipo carente de juego y por momentos víctima de sus propios errores.

Empató el Rojo.
En otro de los partidos de ayer, Independiente desperdició una ventaja de dos goles, empató con Lanús como local 2 a 2 y se fue silbado por su parcialidad en el estadio Libertadores de América.
Silvio Romero, en dos ocasiones y uno en cada tiempo, marcó para Independiente; mientras que Lautaro Valenti y José «Pepe» Sand establecieron el empate para Lanús, en la parte final.
El Rojo volvió a cumplir una actuación decepcionante que terminó por fastidiar a sus hinchas, quienes lo despidieron con una intensa silbatina y reprobación de casi todo el estadio.

Clásico sin ventajas.
Rosario Central y Newell’s empataron en un gol en el vibrante clásico rosarino por el promedio para salvarse del descenso, jugado en el Gigante de Arroyito por la sexta fecha de la Superliga.
El defensor Cristian Lema, de cabeza, abrió el marcador para Newell’s a los 20 minutos del complemento y el delantero Claudio Riaño, con un suave toque sobre el arquero, empató para Central apenas dos minutos después.
Finalmente, Talleres venció a Banfield por 1 a 0, en el estadio Florencio Sola, y alcanzó a San Lorenzo en las posiciones. Nahuel Bustos, a los 37 minutos del primer tiempo, marcó el gol del triunfo cordobés.
La multitudinaria concurrencia de la parcialidad banfileña ofreció una emotiva ovación para Julio Falcioni al iniciar su cuarto ciclo al frente del ‘Taladro’, quien de movida dispuso un cambio táctico con respecto a lo que practicaba el equipo con el anterior entrenador Hernán Crespo.