Inicio Deportes Boca perdió por goleada ante Santos

Boca perdió por goleada ante Santos

Después del empate sin goles en La Bombonera, Boca Juniors perdió ayer ante Santos, en condición de visitante, y se quedó sin la posibilidad de jugar la final de la Copa Libertadores de América dejando una pobre imagen en Brasil que lo llena de interrogantes de cara al futuro.
El equipo brasileño golpeó en los inicios de los dos tiempos y tuvo a Marinho como la gran figura del encuentro. Las otras conquistas las anotaron Diego Pituca y el venezolano Yeferson Soteldo.
Boca no hizo pie en todas las líneas, tampoco tuvo respuestas en el banco de suplentes y jugó casi todo el segundo tiempo con diez hombres por la expulsión del colombiano Frank Fabra.
En consecuencia, se esfumó el sueño del Xeneize por levantar su séptima Libertadores y Santos irá por el título el 30 de enero contra Palmeiras, en el estadio Maracaná.
El conjunto de Brasil comenzó con un arranque furioso y, ante un estático Boca, tuvo su primera chance al minuto de juego. Marinho, una de las figuras del Santos, estrelló un zurdazo bajo contra el palo derecho del arco defendido por Esteban Andrada.
De a poco, el local se adueñó de todos los sectores de la cancha y abrió el marcador de la serie a los 16, con una mediavuelta de Pituca, tras un rebote en un tiro de Soteldo que dio en López.
Con el gol, Santos le cedió la iniciativa a Boca para encontrar espacios en el contragolpe. En 28, el local estuvo cerca del segundo con un cabezazo de Veríssimo que se fue apenas desviado.
Boca llegó recién pasada la media hora, con un avance de Tevez que finalizó con un derchazo del colombiano Villa que se fue cerca del poste izquierdo custodiado por Joao Paulo.
En los últimos minutos, Santos volvió a visitar a Andrada, quien en 43 se lució al sacarle un zapatazo a Marinho, en la salida de un tiro libre de Soteldo.

Complemento.
Russo intentó modificar el resultado con el ingreso del pampeano Nicolás Capaldo por González y de Buffarini por Jara, pero no le dio resultado, ya que Santos volvió a tener un buen inicio en el complemento y a los 4 minutos estiró la ventaja gracias a una buena jugada de Soteldo por izquierda, que siguió con enganche y bombazo que se le metió en el primer palo a Andrada.
Marinho, la figura del partido, desniveló por derecha ante Izquierdoz, dio el pase atrás y apareció Braga para que define y convierta el 3-0.
Después del sacudón del inicio, Tevez apareció a los ocho minutos para sacar un potente disparo desde fuera del área que salió apenas desviado de la valla defendida por Joao Paulo.
Las malas noticias siguieron en Boca porque a los 10 vio la roja directa el colombiano Fabra, por un tremendo pisotón sobre Marinho.
Con diez hombres, Boca intentó una reacción y a los 13 se lo perdió Salvio dentro del área, con un suave disparo que tapó el arquero rival.
También estuvo cerca el local a los 23, con un zurdazo de Marinho que acarició el poste izquierdo de Andrada.
De no ser por Andrada, la caída pudo haber sido más dolorosa, ya que en los últimos minutos tapó dos mano a mano.
No hubo reacción de los titulares en Boca ni de los que ingresaron, y el equipo se despidió de la Libertadores dejando una pobre imagen en Brasil.
Boca deberá cambiar el chip ya que el domingo disputará la final de la Copa Diego Armando Maradona, ante Banfield en San Juan. (Iam)

«Me hago responsable de todo»
El entrenador de Boca Juniors, Miguel Angel Russo, se responsabilizó de la derrota y eliminación de su equipo ante Santos en las semifinales de la Copa Libertadores de América.
«La derrota duele, me hago responsable de todo», afirmó el técnico en conferencia de prensa desde Brasil, luego de la caída 3-0 en Brasil que determinó la finalización del torneo continental para el conjunto Xeneize.
«Hemos cometido errores que no estábamos acostumbrados, en estas circunstancias pesan mucho. La idea era jugar de igual a igual como lo hemos hecho en muchas partes de este torneo. Es la primera vez que nos hacen tantos goles, el rival aprovechó muy bien y nos costó acomodarnos dentro del partido», sostuvo el técnico argentino.
«No tengo excusas. Boca llegó a semifinales y quedó afuera, buscábamos llegar más lejos», dijo.
Además, hizo referencia a los cambios y planteó que sacó a Soldano porque buscaba algo más y con uno menos le costaba aún más.
Boca no dejó una buena imagen en Brasil y el director técnico de Boca se refirió a las chances con las que llegaba al desquite por la semifinal. «Uno no se va bien, la derrota duele. La semifinal estaba abierta, sabíamos de la posibilidad que teníamos y nos costó muchísimo», sentenció Russo.