Boca – River: llega la super final y la lluvia la pone en peligro

Hoy sábado, Boca ira en búsqueda de su séptimo título en la Copa Libertadores y River por su cuarta consagración.

Autoridades de la Conmebol inspeccionaron, hoy al mediodía, la Bombonera para examinar el estado del campo de juego en donde se disputará el partido Boca-River, por la ida de la final de la Copa Libertadores.

Tal como anunció el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la jornada comenzó con una fuerte tormenta en la Ciudad de Buenos Aires y según el alerta del organismo, hay posibilidad de caída de granizo.

Desde la Conmebol pidieron un pronóstico extendido a los responsables del Aeroparque metropolitano y las novedades no fueron alentadoras: se espera que las lluvias continúen a lo largo de toda la jornada. Por esa razón, se evalúan seriamente dos posibilidades: postergar por unas horas el encuentro; o directamente suspenderlo y reprogramarlo.