Boca salió a buscar más refuerzos

EL XENEIZE, ADEMAS, ESPERA RESOLVER ALGUNAS VENTAS

Tras la derrota por 2-0 ante Unión en Mar del Plata, en el debut de Gustavo Alfaro como entrenador, Boca Juniors salió a la búsqueda de más refuerzos con el volante ofensivo Nicolás Lodeiro en la mira, mientras espera resolver algunas ventas para seguir incorporando futbolistas.
La dirigencia boquense ya inició conversaciones con la MLS de Estados Unidos para conseguir que el volante ofensivo Nicolás Lodeiro, quien juega en el Seattle Sounders de la liga norteamericana de fútbol, regrese al club de la Ribera.
La búsqueda de un volante ofensivo o un enganche se profundizó tras la derrota ante el “tatengue” en el amistoso que marcó el debut de Boca en la temporada 2019, en un partido para olvidar pronto debido a las bajísimas actuaciones, tanto en lo individual como en lo colectivo
Lodeiro, uruguayo de 30 años, jugó en Boca en las temporadas 2015/2016, y ganó con el equipo “xeneize” un torneo local y la Copa Argentina. Antes había jugado en Nacional de Montevideo.
En el Seattle Sounders, una de las franquicias de la MLS, Lodeiro tiene contrato hasta el 30 de junio, y en Boca creen que el pase es posible ya que el jugador tiene muchas ganas de volver al fútbol argentino.
Pero también la defensa le preocupa al DT, y por ello Boca subirá la oferta de 7 millones de dólares por el ex San Lorenzo Jose Palomino, aunque el Atalanta italiano lo declaró instransferible.
La otra novedad del “mundo Boca” es la salida del club de Pablo Pérez, quien jugará en Independiente según lo anunciado ayer por el entrenador del equipo de Avellaneda, Ariel Holan.
El “Rojo” pretende un préstamo con opción de compra, a lo que Boca no se opondría, aunque uno de los escollos es que Pérez cobra uno de los sueldos más altos del plantel de Boca. El pase se concretaría en las próximas horas, cuando los dirigentes de ambos clubes definan la modalidad, pero también llegaron ofertas desde Brasil, España y Estados Unidos por el volante rosarino.
Ni Pérez ni Nahitan Nández jugaron contra Unión debido a que Alfaro se inclina por poner jugadores que se pueden ir del club a la brevedad. En el caso de Nández, el Cagliari de Italia le comunicó a Boca que no puede mejorar la forma de pago (la suma acordada entre los clubes es de 20 millones y medio de dolares), por lo que en el Xeneize dan por estancada la negociación.
Dos laterales de Boca tienen posibilidades de emigrar pronto: Leonardo Jara se incorporaría a un club del fútbol mexicano, mientras que por Emmanuel Mas está interesado el Gremio de Porto Alegre, en tanto que el juvenil Gonzalo Lamardo, de 21 años, pasó a prestamo a San Martín de Tucumán.
En cuanto a Alexis Mac Allister, quien llegaría a préstamo por seis meses del Brighton, esa posibilidad es cada vez más lejana: el club inglés no lo incorporaría debido a que Argentinos Juniors pide un millón de euros de resarcimiento si lo prestan a un club argentino. Al Brighton no le gustó esa cláusula y por ahora se enfrió esa negociación.
Pero lo que Boca espera es que pronto puedan jugar dos de sus flamantes refuerzos: Iván Marcone y el colombiano Jorman Campuzano.
Marcone entrenará esta tarde desde las 17 con todo el grupo en el predio de Boca en Ezeiza, mientras que Campuzano debe esperar a que se libere un cupo, ya que con su llegada suman 7 extranjeros, y sólo se permiten 6 en el plantel y 5 en el campo de juego. Por ese motivo, el uruguayo Lucas Olaza va a tramitar la ciudadania argentina.
Finalmente, el arquero Agustin Rossi seguirá su carrera en la MLS, para jugar a préstamo en Minnesota por 18 meses y una opción de compra de 12 millones de dólares. (Télam)