Inicio Deportes Borelli batió su récord nacional

Borelli batió su récord nacional

SE DISPUTO EL CAMPEONATO MUNDIAL DE MEDIA MARATON

La atleta argentina Florencia Borelli batió ayer su propio récord nacional de media maratón, en el Campeonato Mundial desarrollado en Gdynia, Polonia, a orillas del mar Báltico.
Borelli terminó vigesimosegunda en la clasificación general, con un tiempo de 1h10m03s, y estableció un nuevo reæord argentino sobre la distancia, al superar el que ella misma había logrado cuando ganó los 21k de Buenos Aires, en 2017, con 1h11m58s, informó la Confederación Argentina de Atletismo (CADA).
La actuación de Borelli es además la mejor de una mujer argentina en el historial del Mundial de Media Maratón, al superar el vigesimocuarto puesto logrado por Griselda González, en Belfort, Francia, en 1995.
También Borelli batió récords nacionales a su paso por los 15 y 20 kilómetros, con 50m12s y 1h06m56s respectivamente, añadió la CADA.
Borelli fue la mejor entre las competidoras sudamericanas de esta carrera en el circuito marítimo de Gdynia, y encabezó el equipo argentino, que ocupó el decimotercer puesto en la clasificación de conjunto.
En tanto su compatriota Daiana Ocampo, con su mejor registro personal de 1h11m50s, ocupó el cuadragésimo quinto lugar; mientras que Marcela Gómez -la maratonista que ya clasificó para los Juegos Olímpicos al batir el récord de la distancia en Sevilla- fue septuagésima segunda y también estableció su récord personal en la distancia de 21k, con 1h14m18s.
Entre los hombres Joaquín Arbe fue septuagésimo séptimo, con 1h03m55s, su segunda marca personal.
La prueba femenina fue ganada por la keniata Peres Jepchirchir, quien así recuperó el trono que había ostentado cuatro años antes en Cardiff, Gales.
Jepchirchir marcó 1h05m16s, el mejor registro de una carrera exclusiva de mujeres, al superar el que tenía ella desde el mes pasado en Praga, Repúbica Checa, con 1h05m34s.
En una prueba muy accidentada -con varias caídas del grupo líder- Jepchirchir aventajó por apenas dos segundos a Melat Ysak Kejeta, una etíope que ahora representa a Alemania y que bajó la marca de su país en casi tres minutos. El podio se completó con la etíope Yalemzere Yehualan en 1h05m19s.
Otra etíope, que contribuyó al triunfo de su país por equipos, fue Ababel Yeshaneh, quinta en 1h05m41s. Ababel fue la ganadora del 21k de Buenos Aires el año pasado y ostenta el récord mundial femenino con 1h04m31s, logrado en febrero del 2020 en Ras-al-Khaimah, Emiratos Árabes Unidos.
En la prueba masculina se impuso el ugandés Jacob Kiplimo, con 58m49s; delante de los keniatas Kibiwot Kandie (58m54s) y Amdenwor Walelegn (59m08s).
La nueva estrella del atletismo mundial, el también ugandés Joshua Cheptegei, hizo su debut en media maratón y ocupó el cuarto lugar con 59m21s, en una prueba en la que los diez primeros corrieron por debajo de la hora. Cheptegei venía de pulverizar los récords mundiales de las pruebas clásicas del fondo en pista: 5.000 y 10 mil metros llanos.