Inicio Deportes Bottas ganó en el regreso de la F1

Bottas ganó en el regreso de la F1

EL PILOTO FINLANDES SE IMPUSO DE PUNTA A PUNTA

El finlandés Valtteri Bottas se impuso ayer con su Mercedes en el Gran Premio de Austria, la carrera de apertura de la temporada 2020 de Fórmula 1, en la que su compañero de equipo y hexacampeón mundial, el británico Lewis Hamilton, quedó fuera del podio por una penalización de cinco segundos.
En rigor, Hamilton cruzó la meta detrás de coequiper pero ese retraso por provocar una colisión con Alexander Albon (Red Bull) le permitió al monegasco Charles Leclerc (Ferrari) ascender al segundo puesto y a su compatriota Lando Norris (McLaren) firmar su primer podio en la categoría reina con un tercer lugar.
Hamilton acabó cuarto, con una diferencia de 5,689 segundos respecto de Bottas en una jornada de doble sanción ya que, minutos antes de la carrera, recibió la noticia de que largaría quinto, tres puestos menos del alcanzado en la clasificación del sábado, por un reclamo de la escudería Red Bull, que lo denunció por no haber desacelerado su auto bajo la bandera la bandera amarilla.
Bottas promedió un tiempo de 1h30m55s739 para cubrir las 71 vueltas sobre el circuito Red Bull Ring de la ciudad de Spielberg, donde no entregó ninguna ventaja a sus perseguidores tras partir de la «pole position» lograda un día antes.
«No puede haber mejor manera de comenzar una temporada», admitió el finlandés, de 30 años, después de asegurar su octava victoria en el historial de la categoría, que tuvo una ceremonia especial por las medidas de seguridad relativas a la pandemia de coronavirus.
En un autódromo vacío de espectadores, los tres primeros en el trazado de Spielberg fueron entrevistados por la televisión oficial con distanciamiento social, recibieron sus premios con barbijos pero posaron en el podio ni hicieron el tradicional descorche de champagne.
Los diez primeros lugares se completaron con Carlos Sainz Jr. (McLaren), el mexicano Sergio «Checo» Pérez (Racing Point), el francés Pierre Gasly (Alphatauri Honda), Esteban Ocon (Renault), el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) y Sebastian Vettel (Ferrari).
El francés Nicholas Lafiti, con Williams, fue el último piloto en completar la totalidad de los giros; mientras que abandonaron el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), el británico George Russel (Williams), el francés Romain Grosjean (Haas), el danés Kevin Magnussen (Haas), el canadiense Lance Stroll (Racing Point), el australiano Daniel Ricciardo (Renault) ni el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), ganador del GP de Austria el año pasado.

Contra el racismo.
La mayoría de los pilotos de la Fórmula 1 se unieron ayer a la lucha contra el racismo y se manifestaron con la rodilla contra el suelo en la previa de la largada del Gran Premio de Austria.
Catorce de los veinte pilotos hicieron el gesto de la rodilla en el suelo que simboliza la lucha contra el racismo, mientras que los otros seis se quedaron de pie. Hamilton, el impulsor de la movida, lució una camiseta con la leyenda «Black Lives Matter», mientras que otros utilizaron otras que decían «End Racism».
El holandés Max Verstappen, el monegasco Charles Leclerc, el español Carlos Sainz Jr, el ruso Daniil Kvyat, el italiano Antonio Giovinazzi y el finlandés Kimi Räikkönen decidieron quedarse de pie.
No obstante, Leclerc ya había avisado a través de sus redes sociales que no se iba a sumar a la manifestación. «No pondré la rodilla en el suelo pero esto no quiere decir para nada que estoy menos comprometido que los otros en la lucha contra el racismo», dijo el joven, de 22 años. Con el mismo argumento se unió Verstappen. (Télam)