Brian Castaño retuvo el título

EL ARGENTINO EMPATO ANTE EL CUBANO ERISLANDY LARA

El invicto argentino Brian Castaño retuvo el sábado a la madrugada su título de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) división superwelter, al empatar ante el exigente cubano Erislandy Lara en un combate realizado en el distrito de Brooklyn, de la ciudad de Nueva York.
La pelea, a 12 rounds, se realizó en el Brooklyn Center (estadio en el que juega Brooklyn Nets sus partidos de local en la NBA) y las tarjetas de los jurados fueron: 115-113, 113-115 y 114-114.
“Me robaron la pelea, me vi ganador. Si él quiere revancha, se la doy. Lo esperé un año, no hay problema en esperarlo nuevamente”, aseguró Castaño, de 29 años y oriundo de la ciudad bonaerense de Isidro Casanova.
“Fue un empate mentiroso, pero el cinturón vuelve a casa y de estas peleas se aprende mucho. Sé que tendría que haber sacado más manos, pero sigo siendo el campeón”, agregó.
La pelea en efecto fue pareja, por momentos un acertijo para el argentino, quien a su favor conectó los mejores golpes y mantuvo una actitud de ataque de principio a fin.
Lara se sintió cómodo combatiendo de contragolpe, llegando con la izquierda a la zona hepática y la derecha al rostro del argentino. A Castaño no le resultó fácil acortar distancia y acorralar al cubano, que es un especialista en sacarse los golpes de encima.
Lo bueno de Castaño es que siempre atacó, y que merced a la presión logró en varios asaltos castigar a Lara tanto a la zona baja y alta, actitud que fue apreciada por los jurados.
El argentino ganó el título interino de la categoría en noviembre de 2016, cuando derrotó por nocaut al puertorriqueño Emmanuel de Jesús; y luego consumó dos defensas exitosas, al doblegar a los franceses Michel Soro (Evian les Bains, julio 2017) y Cedric Vitu (Boulogne, marzo 2018).
Castaño llevó ahora su registro de combates a 15 victorias (11 por la vía rápida) y este empate con Lara (25 triunfos; 3 derrotas; 3 empates; 14kos), quien alcanzó notoriedad en los Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007, cuando todavía era amateur y junto con su compatriota Guillermo Rigondeaux (peso gallo) desertaron de la delegación caribeña sin siquiera subir al ring.
Al finalizar la pelea, Lara también se proclamó ganador. El cubano sostuvo que había ganado ocho de las 12 vueltas. “Fui pegó los mejores golpes, no estoy de acuerdo con el fallo. Pude demostrar que sigo siendo uno de los mejores boxeadores del mundo”.
Lara también pidió la revancha. “Quiero pelear de vuelta con Castaño. También espero a los mejores de la categoría”.

Ortiz.
El peso pesado cubano Luis Ortiz se impuso por clara decisión unánime al rumano Christian Hammer, en velada disputada en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York.
El cubano Ortiz, en espera de una pelea grande, cumplió con lo esperado y se impuso con claridad a los puntos a Hammer, en una pelea en el que el “King Kong” no fue el púgil contundente de otras ocasiones.
Ortiz dominó el combate de principio a fin, dominando con su jab y siendo más certero en el golpeo. A pesar que Ortiz logró meter fuertes manos durante el combate, no logró noquear al rumano Hammer, quien acabó aguantando los diez asaltos.