Inicio Deportes Canapino, campeón por tercera vez

Canapino, campeón por tercera vez

El arrecifeño Agustín Canapino, con Chevrolet, festejó ayer su tercera corona en el Turismo Carretera, al finalizar segundo en la última carrera de la temporada que se adjudicó el porteño Alan Ruggiero (Torino) en el autódromo bonaerense de San Nicolás.
Canapino, de 28 años, llegó a la definición once puntos por debajo del bonaerense Matías Rossi, que clasificó 16to. tras una mala final y debió resignarse al subcampeonato tras quedar nueve unidades por debajo el monarca de la categoría.
La lluvia en San Nicolás jugó a favor del arrecifeño, que salió desde la grilla con los neumáticos adecuados, un factor a la postre muy importante para la definición del título de campeón.
Canapino, dueño del TC por primera vez en 2010 con apenas 20 años, no sólo relegó a Rossi sino también que tuvo que superar a otros dos candidatos, Facundo Ardusso (Torino) y Jonatan Castellano (Dodge), que lo superaban antes de la última carrera en la tabla acumulada de la Copa de Oro.
A poco de iniciarse la carrera muchos pilotos debieron ingresar a boxeos para cambiar los neumáticos por la lluvia y ello le permitió a Canapino escalar muchas posiciones desde la plataforma número 39.
Ruggiero fue el que mejor capitalizó esa situación para asaltar la punta y el ex campeón de TC Emanuel Moriatis fue su escolta hasta dos giros de la culminación de la prueba cuando se despistó, lo que también favoreció a Canapino para atrapar la corona.
De esta manera, el arrecifeño logró su tercer campeonato en el TC con una dosis de emoción similar a la del año pasado cuando superó a Ardusso por medio punto en un final electrizante.
Completó el podio de la carrera de San Nicolás, tras las 25 vueltas a un circuito de 4.700 metros, el rionegrino Josè Manuel Urcera.
Detrás finalizaron el quilmeño Esteban Gini, el platense Gastón Mazzacane y el saltense Guillermo Ortelli, todos con Chevrolet.
Después arribaron los bonaerenses Matìas Nolesi, Luciano Ventricelli, el paranaense Mariano Werner, los tres con Ford, y el loberense Jonatan Castellano (Dodge).
La primera serie clasificatoria, a cinco vueltas, la ganó Castellano (Dodge), aunque había llegado primero el bonaerense Rossi (Ford), pero fue sancionado por roces con el hombre de Dodge.
La segunda batería fue para el bonaerense Juan José Ebarlin (Chevrolet),y en la tercera triunfó el santafesino Facundo Ardusso (Torino) y Canapino.
En la telonera TC Pista, el neuquino Juan Cruz Benvenuti, con Torino, obtuvo el campeonato al finalizar segundo en la final de 20 giros, que coronó al juninense Federico Pérez, a bordo de un Torino.

Canapino no lo puede creer.
“Es para hacer una película lo que pasó. Todavía no puedo creer que sea el campeón”, dijo Agustín Canapino después de la conferencia de prensa al finalizar la última fecha del Turismo Carretera, en el autódromo de San Nicolás.
“Es increíble. Después de lo que pasó en la serie, pensé que se había terminado todo. Nos jugamos todo porque no teníamos nada que perder”, reconoció el ahora tricampeón (había ganado su primer título en 2010).
Pero cuando la carrera estaba por dar inicio, lo impensado: una lluvia torrencial que obligó a gran parte de los pilotos a pasar por boxes para cambiar neumáticos. Entre ellos Matías Rossi, Facundo Ardusso… Pero no Canapino. Después de charlar con su padre, Alberto, decidieron salir con gomas para lluvia. “Él es muy bueno analizando las nubes así que estudiamos el pronóstico y dijimos bueno, hay una posibilidad. Nos jugamos todo a que fuera lo que Dios quisiera, y Dios quiso esto”, dijo lleno de emoción el campeón.
“Todas las definiciones en las que ganó los campeonatos fueron complicadas. Pero soy un agradecido, hago lo que más me gusta, correr en auto”, enfatizó Canapino.
Canapino dijo que la suerte existe, pero que hay que ayudarle. “Para ser campeón uno tiene que tener una dosis de suerte. Pero también debo reconocer que la suerte no estuvo de mi lado, y por eso perdí algunos campeonatos”.
Canapino reconoció que Facundo Ardusso es el rival más importante que tiene en la pista. “Ganarle a Ardusso es ganarle al mejor. Además es un tipo muy limpio en la pista, tiene códigos”.