Central en una nueva final

COPA ARGENTINA: TEMPERLEY ESTIRO LA SERIE A LOS PENALES

Rosario Central derrotó ayer por penales a Temperley 4 a 2, tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, y se clasificó finalista de la Copa Argentina, en encuentro disputado en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba. Ahora, el Canalla espera en la final por el ganador de River Plate y Gimnasia y Esgrima La Plata, que se enfrentarán el 28 de noviembre, en Mar del Plata, en la otra semifinal.
El conjunto rosarino anotó por intermedio del centrodelantero Fernando Zampedri, a los 8 minutos del segundo tiempo; mientras que igualó a los 45 el defensor Federico Mazur para el Gasolero.
En los penales, para Central convirtieron Néstor Ortigoza, Marco Ruben, Washington Camacho y Leonardo Gil, en tanto Matías Caruzzo desvió su remate. Para Temperley anotaron en la definición Sebastián Prietto y Lucas Mancinelli, mientras que el arquero Matías Castro desvió su tiro y Jeremías Ledesma le atajó el disparo a Ramiro Costa.
Central tiene en la Copa Argentina una gran asignatura pendiente, puesto que perdió las finales de 2014 con Huracán, 2015 con Boca y 2016 con River, y este año nuevamente buscará coronarse en el partido final, que se disputará en los primeros días de diciembre.

Imprecisos.
Un comienzo impreciso tuvo el juego en la tarde cordobesa, porque fue trabado en el mediocampo, con ambos cortando rápido los avances rivales y sin conexión con los hombres de arriba.
En ese juego áspero del mediocampo el que se imponía era el conjunto de Edgardo Bauza, que dispuso de una buena cantidad de pelotas paradas en los minutos iniciales, y con buenas ejecuciones de Leonardo Gil llevaron peligro al arco defendido por Matías Castro.
De esas opciones tuvo solo una clara cuando Fernando Zampiedri ganó en el área chica y de cabeza a punto estuvo de anotar pero la pelota se fue cerca del palo derecho.

Goles y penales.
Lo mejor del Gasolero llegó en los primeros momentos del segundo tiempo, porque sus jugadores notaron que podían jugarle de igual a igual a su rival, y a fuerza de toques llegaron al área de Central, pero sin claridad.
Se animó Temperley y se le abrieron los espacios a los rosarinos, que contaron con la subida de Diego Becker por izquierda y el volante dominó la pelota para asistir a Zampedri, que se acomodó bien en el área y con un preciso cabezazo puso el balón junto al palo izquierdo de Castro, que nada pudo hacer para evitar la caída de su valla.
Pudo aumentar un par de minutos más tarde el propio Zampedri, pero envió por arriba su zurdazo cuando apareció solo en otro tiro libre de Gil.
Bajó la intensidad del juego en el resto de la tarde, porque el oficio de los jugadores ‘canallas’ provocó que se jugara a un ritmo lento y controlado. Pero se iba el partido y Central quedó desacomodado, por lo que el Gasolero aprovechó y en un ataque por derecha el balón le quedó a Mazur, que ingresó por el medio y definió con un tiro bajo al palo izquierdo de Ledesma, para poner el 1 a 1 y desatar el delirio de sus hinchas, que llegaron en gran número al Mario Alberto Kempes.
Sin embargo, en los penales la alegría volvió a ser del Canalla, que fue más preciso y terminó festejando la clasificación a su cuarta final. ¿Será la vencida?.