Condenado por agredir a árbitro de inferiores

PADRE DE FUTBOLISTA CON PRISION EN SUSPENSO

El juez de control, Nicolás Casagrande Lorences, condenó a Hugo Víctor Baronio, como autor del delito de lesiones leves agravadas por infracción a la ley de Espectáculos deportivos, a la pena de dos meses de prisión en suspenso, más la inhabilitación para concurrir a espectáculos deportivos por ocho meses. Además le impuso al imputado, reglas de conducta por dos años.
El hombre debe fijar residencia y someterse al control de la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación de personas en conflicto con la ley penal, a la que deberá concurrir mensualmente entre los días 1 y 10 de cada mes. El juez dictó la sentencia en el marco de acuerdo un juicio abreviado rubricado por el fiscal Oscar Cazenave, el defensor oficial Juan José Hermúa y Baronio, un albañil y constructor de 39 años, quien admitió ser el autor de los hechos probados.
Con relación a la víctima, el árbitro de fútbol Ignacio Marcos Muñoz, no pudo ser localizado. Con las pruebas reunidas en el expediente, se probó que el 14 de abril pasado a media tarde, durante la disputa de un partido de fútbol entre equipos de inferiores de Belgrano y All Boys, en la cancha auxiliar del primero de los clubes, Baronio agredió a Muñiz que se desempeñaba “como primer asistente de árbitro” y le provocó “eritemas en la cara lateral del cuello y en el pómulo derecho y una contusión en la tercera falange del dedo meñique de la mano derecha”.
En ese encuentro el hijo del acusado fue expulsado. Entre esos elementos probatorios, Casagrande Lorences tuvo en cuenta la exposición policial efectuada por el damnificado, fotografías de la agresión, un DVD con registros fílmicos, un informe médico y tres declaraciones testimoniales.