Inicio Deportes Copa América: Argentina y Brasil miden su poderío

Copa América: Argentina y Brasil miden su poderío

El seleccionado argentino protagonizará hoy una nueva edición del clásico sudamericano frente a su par de Brasil, anfitrión de la Copa América, en busca de la clasificación a una nueva final del torneo.
Esta histórica semifinal se disputará desde las 21.30 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, con arbitraje del ecuatoriano Roddy Zambrano, y será transmitida por los canales TV Pública, TyC Sports y Directv Sports.
El ganador se asegurará un lugar en la definición que se disputará el domingo 7 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro ante Chile o Perú, que jugarán el miércoles en Porto Alegre.
En caso de empate en el tiempo reglamentario, habrá dos tiempos de quince minutos y, de persistir la igualdad, se definirá el ganador con tiros desde el punto penal.
Esta será la primera vez en la historia que Argentina y Brasil se enfrentarán en una semifinal de Copa América, el trofeo que la «albiceleste» pretende conquistar por 15ta vez, luego de 26 años.
El pentacampeón mundial, por su parte, lo levantó en ocho oportunidades y las últimas dos fueron de manera consecutiva, en Perú 2004 y Venezuela 2007, tras derrotar en la final a Argentina (3-0).
Para el local, además, esta presentación será especial porque su último partido en el Mineirao fue la fatídica semifinal del Mundial 2014 ante Alemania, que lo vapuleó por 7-1.

¿Favorito?
Por sus números en el torneo, el peso de la localía y tiempo de trabajo, Brasil podría imponerse como el candidato. Pero Argentina se lo pelea con la presencia de Lionel Messi, considerado por los propios jugadores brasileños como el «mejor jugador de la historia», y la sed de revancha que arrastran los pocos protagonistas que quedan de una generación que llevó al seleccionado hasta dos finales de Copa América y una de Mundial.
Al frente de la renovación quedó el santafesino Scaloni, quien a pesar de su inexperiencia como entrenador ya logró dejar al equipo en la puerta de una nueva definición y se ilusiona con cortar una extensa racha exenta de títulos en mayores.
El ex defensor, acompañado por otros integrantes del seleccionado como Walter Samuel, Pablo Aimar y Roberto Ayala, fue flexible a la hora del armado del equipo y mutó el 4-4-2 que tenía planeado en la previa en un 4-3-3 con el tridente ofensivo integrado por Messi, Sergio Agüero y Lautaro Martínez, más un central, como Juan Foyth, en el lateral derecho.
A pesar de la conformidad con el rendimiento ante la Vinotinto, el cuerpo técnico no confirmó si utilizará a los mismos once, por lo que se especula con el posible ingreso de un mediocampista -Giovani Lo Celso o Angel Di María- para reforzar esa zona ante el potencial del rival.
Brasil, por su lado, no cambiará su postura pero todavía no tiene definida su alineación ya que el lateral izquierdo Filipe Luis arrastra una molestia muscular y, en caso de no llegar, será reemplazado por Alex Sandro.
En el mediocampo se impone el retorno de Casemiro tras cumplir la fecha de suspensión, en lugar de Allan, y en ofensiva se mantendrán los peligrosos Gabriel Jesús, Coutinho, Everton y Firmino, quienes lograron que no se siente la pesada ausencia de Neymar.

Messi y los entrenadores
El entrenador argentino, Lionel Scaloni, aseveró que se siente «más que conforme» con el aporte que Lionel Messi hizo en la Copa América y agregó que «el mejor jugador de la historia quiere ganar algo con la Selección. Confiamos en él y es nuestra bandera», sentenció el DT, que sólo confirmó a Sergio Agüero como titular y reconoció Brasil «es el favorito» a ganar la Copa. Del otro lado, Tite también se refirió al capitán argentino. «No se anula a Messi, no. Se puede disminuir sus acciones, pero no se puede neutralizar a un jugador como Messi», explicó el DT.

Cobertura en la copa
El periodista pampeano Fabricio Coller, de Radio Noticias, viajó a Belo Horizonte para cubrir las alternativas del clásico entre Brasil y Argentina. Con presencia en los últimos torneos continentales y mundiales, el doblense seguirá a la Selección hasta el cierre de la Copa América, acompañando el sueño albiceleste de gritar campeón.