Inicio Deportes Copa América: la Selección jugará la final con Brasil

Copa América: la Selección jugará la final con Brasil

Argentina jugará la final de la Copa América ante Brasil en el estadio Maracaná, el próximo sábado, tras vencer en la semifinal a Colombia por 3 a 2 en definición por tiros penales luego de empatar 1 a 1 en los 90 minutos regulares, instancia en la que el arquero Emiliano «Dibu» Martínez contuvo tres de los cinco disparos que le ejecutaron en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia.
De esta manera, el seleccionado argentino jugará su tercera final de este certamen en las últimas cuatro ediciones, luego de haber perdido ante Chile, por penales, las de 2015 y 2016.
Y lo hará luego de recorrer invicto la fase de grupos y los cuartos de final, jugando siempre de la misma manera, con arranques explosivos y goleadores y tramos posteriores en los que los apagones futbolísticos son evidentes y por eso termina sufriendo, como anoche.
Después del gol conseguido a los seis minutos de iniciado el juego por Lautaro Martínez tras una nueva asistencia de Lionel Messi, los colombianos dieron un paso al frente y complicaron el desarrollo futbolístico de Argentina con una presión alta sobre el primer pase que obligó siempre al arquero Emiliano Martínez a jugar con los pies.
Messi pareció estar fresco en un par de apiladas iniciales de la suyas, pero luego sintió el desgaste. Eso lo sintió Argentina en la construcción de su juego, y por eso Colombia, exigido por la desventaja, terminó mostrándose superior tanto en el tramo final del primer tiempo como en el arranque del segundo.
Pero lo que había corregido acertadamente Scaloni al principio de este certamen al incluir en el lateral derecho a Nahuel Molina para ponderar un mayor cuidad defensivo respecto de Gonzalo Montiel, que era uno lanzado al ataque y otro volviendo a recuperar posiciones, ayer lo ejecutó al revés y se equivocó.
Es que esa modificación terminó resultándole fatal porque sobre el cuarto de hora el lateral riverplatense tuvo otra desatención por la que había perdido el puesto y se dejó ganar la espalda por Luis Díaz, la figura de Colombia y del encuentro, quien logró la por entonces merecida paridad en el marcador.
Recién a partir de ese golpe Argentina empezó lentamente a recuperar posiciones en el terreno de juego como en el principio de la noche y tuvo dos opciones clarísimas para pasar otra vez al frente, pero se la perdió sin arquero Lautaro Martínez tras una buena habilitación del ingresado Angel Di María y luego Messi le dio a un palo.
Entonces llegaron los penales y allí «Dibu» Martínez, el considerado esta temporada como el mejor arquero de la Premier League inglesa defendiendo los colores de Aston Villa, se transformó en el «Messi de las manos» al contener tres de los cinco remates que le ejecutaron.
El exarquero de Independiente «habló» a cada uno de los ejecutantes colombianos y les terminó ganando desde lo psicológico y luego desde lo futbolístico a Davinson Sánchez, Yerry Mina y Edwin Cardona, para convertirse «en héroe», como alguna vez le dijo Javier Mascherano a uno de sus antecesores, Sergio Romero, en otra semifinal jugada también en Brasil hace siete años, frente a Holanda, por el Mundial de 2014.