Inicio Deportes Copa Argentina: Boca eliminó a River en los penales

Copa Argentina: Boca eliminó a River en los penales

Boca Juniors venció anoche a River por penales y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina. Tras un empatar sin goles en los 90 minutos regulares del encuentro de octavos de final, el Xeneize se impuso 4 a 1 en la definición desde la pena máxima. Ahora, en instancias de cuartos de final Boca se enfrentará con Patronato, de Paraná.
El partido que se disputó en el estadio «Unico de La Plata», se definió en favor de Boca por los penales que marcaron Marcos Rojo, Juan Ramírez, Cristian Pavón y Carlos Izquierdoz. Para River solo marcó David Martínez, ya que el arquero Agustín Rossi le contuvo el disparo a Julián Alvarez y Braian Romero desvió su remate, para que Boca se quede con el primer Superclásico disputado en la historia de la Copa Argentina.
El «Xeneize» salió decidido a nublarle las ideas a River, presionando en cada sector, no dejándolo pensar y tapando la salida para cortar cualquier circuito de juego. Así, River estuvo desconocido durante 25 minutos, porque nunca encontró el balón, su manera de hacerse fuerte, y en ese contexto Boca sacó mejor tajada, porque el partido se jugó al ritmo que quiso, con mucho corte y fricción.
Sin embargo, las acciones de riesgo ante los arcos fueron una quimera, salvo cuando poco más de la media hora, Alvarez dejó en el piso a Izquierdoz, y el centro al área chica no pudo ser conectado por Braian Romero y tras un rebote Zuculini desvió el remate final.
En el inicio del segundo tiempo, River tuvo la segunda mejor jugada del partido hasta ese momento con una escapada de Paradela por la izquierda, el centro lo conectó Braian Romero, pero el remate rebotó en un defensor y le quedó el balón a Zuculini, pero Rossi estaba bien parado y controló la pelota. Mejor parado que en el inicio del partido, los toques de primera de River desacomodaron las líneas de Boca. Pero las chances se diluyeron y el partido terminó dirimiéndose desde el punto de penal, donde Boca fue más efectivo que River.

El Rojo, eliminado.
Tigre sorprendió a Independiente, lo venció por 2 a 1, lo eliminó del torneo y se clasificó para los octavos de final de la Copa Argentina de fútbol. El encuentro, correspondiente a los 16avos de final del torneo federal, se jugó en el estadio Único de San Nicolás y los tantos de Tigre fueron marcados por Pablo Magnín e Ijiel Protti, uno en cada tiempo; mientras que Silvio Romero había igualado transitoriamente para Independiente en la parte final.
Con el «Matador» mejor predispuesto, a los 32 abrió el marcador con una verdadera «obra de arte» futbolística. Luego de una excelente maniobra de equipo y varios toques, Milton Céliz se la bajó de cabeza a Pablo Magnín, quien de «chilena» y en el medio del área grande, clavó el balón en el ángulo derecho de Milton Álvarez, quien nada pudo hacer para evitar el golazo.
Los conducidos por Julio César Falcioni salieron decididos en la parte final y apretaron en búsqueda del empate, que tras un par de aproximaciones llegó a los 8 minutos tras hilvanar una buena maniobra, que concluyó con un centro atrás por derecha de Sebastián Palacios, un disparo en el palo de Lucas Romero y el posterior toque de Silvio Romero a la red.
El segundo gol de Tigre llegó de manera imprevista luego de que Ijiel Protti capture el balón y con un espectacular zurdazo desde afuera del área, marque el 2 a 1 final.

«A los que dudan de nosotros».
El entrenador de Boca, Miguel Angel Russo, celebró anoche la clasificación a cuartos de final de la Copa Argentina tras eliminar a River por penales, y dedicó el triunfo «a los que dudan» del equipo. «Es el cuarto Superclásico en el año, estuvo muy parejo todo y tuvimos suerte, gracias a Dios. Los jugadores se lo merecen por lo que han luchado después de la injusticia en la Libertadores», manifestó Russo en declaraciones a TyC Sports. En la misma línea, el DT del elenco de la Ribera añadió: «De a poco, a nuestra manera, vamos cambiando las cosas y eso para la gente de Boca es clave». «Tenemos que mejorar muchas cosas, nos estamos armando y venimos de muchos golpes que no esperábamos. Tenemos un grupo muy noble, lo quiero mucho. Se lo dedico al hincha de Boca y a los que dudan de nosotros», lanzó luego el entrenador. Además, continuó: «Sé que jugamos mal por momentos, pero estoy en una etapa en la que me vibra el corazón en vez del celular». Por su parte, el arquero Agustín Rossi, que le contuvo el primer tiro penal al delantero Julián Alvarez, manifestó: «Estoy contento, no sólo desde lo personal sino por el grupo. Después de todo lo que pasamos, nos merecíamos un triunfo así. Esperamos que empiecen las buenas y sumar en el torneo». Y añadió: «Esto sigue, ahora tenemos el partido de cuartos y queremos llegar a la final. Tuve la suerte de atajar el primer penal, sabíamos cómo pateaban muchos chicos de ellos».